Contenidos web: cómo crearlos y posicionarlos

3587 Views
Marketing
contenidos-web-crearlos-y-posicionarlos

En este artículo vamos a ver cómo crear y optimizar contenidos web que sean de calidad, bien valorados, y que te posicionen en lo más alto.

Los internautas cada vez somos más exigentes. Nuestra forma de consumir contenidos se ha ido modificando paulatinamente con el paso de los años debido entre otros motivos a la cantidad ingente de información y a su carácter instantáneo. Podemos consumir mucha información, muy diferente, de forma rápida y esto nos ha vuelto extremadamente selectivos e impacientes.

¿Cómo leen los usuarios los contenidos web?

Un estudio reciente realizado por uno de los padres de la usabilidad web, Jakob Nielsen, viene a decir que los usuarios no van a leer ningún tipo de contenido web que no sea claro, simple, y sea información fácil de entender. Esto afecta a tu página web de tal manera que por muy buenos que sean tus contenidos, si no están escritos atendiendo a estas características nadie los va a leer.

Sabemos además, que:

 “los usuarios no leen las páginas web, las escanean

Concretamente lo hacen tal y como muestra otro estudio del mismo Nielsen:

contenidos web

La impaciencia, el estar acostumbrados a recibir una cantidad enorme de impactos en poco tiempo, entre otros factores, han llevado a que los usuarios ni siquiera lean las frases enteras de los contenidos web a medida que van leyéndolos como vemos en la imagen, creando así una forma de “F”, de tal forma que el usuario ya sabe lo que le interesa y lo que no y cuándo dejar de leer una frase con sólo atender a las primeras palabras, y ese interés va disminuyendo a lo largo de la página conforme va haciendo scroll hacia abajo.

Esto evidentemente afecta y mucho a la estructura de los contenidos que publicamos.

Entonces…

¿Cómo debemos crear los contenidos web?

Fundamentalmente ateniendo a tres criterios: calidad, usabilidad y SEO.

contenidos web

Calidad en tus contenidos web

Cuando escribas contenidos para tu página web debes hacer varias cosas:

-Estudiar el tema sobre el contenido web que vayas a escribir

Es imprescindible que tus contenidos web transmitan profesionalidad y sabiduría. Que no estás escribiendo por escribir. En muchas ocasiones se comete el error de escribir sólo pensando en el SEO, de forma que rellenamos todo de palabras clave y listo, nos van a ver, ¡qué guay!, sí, pero se sabe perfectamente cuándo alguien sabe de lo que está hablando y cuándo no. Y como el usuario se dé cuenta, has perdido toda credibilidad y se irá a otros contenidos que le aporten más credibilidad, confianza y seguridad de que lo que está leyendo es información útil, relevante y escrita por alguien que sabe.

-Recopilar información y analizar contenidos web relacionados

Cultivarte de contenidos escritos por los que más saben de ese tema o mejor posicionados estén, es vital para sacar tus conclusiones y formarte adecuadamente antes de ponerte a escribir. A veces existen multitud de textos sin traducir con información muy valiosa, tesis, trabajos muy bien hechos de los que podemos extraer la información que necesitemos y añadirla a nuestro arsenal para tener más y mejor información que comunicar a nuestro público.

-Aportar tus conocimientos, tu punto de vista

Esto es clave para crear contenido web original y de calidad. Utiliza sabiamente todos los conocimientos adquiridos y aporta tu granito de arena, tu experiencia, tu opinión. Habrá gente que esté más o menos en desacuerdo, pero siempre será una oportunidad de mejorar y valorar nuevas opciones gracias a la opinión y aportaciones de terceros.

Aquí también recomiendo “tirar de humor” de vez en cuando. A igualdad de condiciones siempre es más satisfactorio leer un texto que te saca una sonrisa, a uno que sea puramente técnico. No son excluyentes entre ellos y animan mucho al lector, así que aporta personalidad al texto y dale gracia, dale vida.

-Utilizar imágenes, vídeos e infografías

Valen más que 1000 palabras, como dice el dicho. Pues si además las explicas con imágenes, el contenido web va a ser mayor y mejor esclarecido, el usuario sabrá más fácilmente y de un vistazo si quiere leerte o no. Y ciertamente, una buena imagen siempre hará a cualquier texto más susceptible de ser recordado.

Vigila la ortografía de tus contenidos web

Es algo que me parece obvio, pero alerto de ello porque parece mentira cómo un texto puede perder tanta credibilidad al contener faltas de ortografía. Un texto escrito por alguien que “parece que sabe mucho” pero no sabe escribir correctamente genera desconfianza y resta veracidad a los contenidos, al menos a priori. Imaginaos que en este apartado hubiera puesto “Bigila tu hortografía”; aparte de soltar la carcajada dirías, yo me voy de aquí que este se ha sacado la carrera en la universidad de “yale”… llamaremos.

Usabilidad: clave para que lean tus contenidos

La usabilidad según la definió Nielsen, es el atributo de calidad que mide lo fáciles que son de usar las interfaces web. (Definición “usable” donde las haya…).

Sabiendo esto, los contenidos web que redactemos tendrán que ser:

-Legibles

Esto se refiere a que los usuarios sean capaces de distinguir y reconocer las letras y palabras del texto. Esto significa que es vital que nos paremos a pensar qué tipo de fuente de letra estamos eligiendo para presentar nuestros contenidos web. Del mismo modo también el contraste entre el color de letra y el fondo debe ser suficiente como para que el usuario distinga las letras con facilidad y le canse la vista lo menos posible.

-Fáciles de leer

En referencia a la sencillez en la estructura del contenido web; saber separarlo correctamente con comas, párrafos, de tal manera que se escriban frases cortas, sin párrafos enormes y haciendo énfasis en lo importante.

Además, siempre debes priorizar y empezar contando lo más importante de todo para que el lector sepa en un vistazo si está leyendo lo que espera leer.

“Primero las palabras clave”. Ahora hay que adaptar la forma de escribir a la forma de leer del usuario, así que primero las palabras más importantes. Después, el resto.

-Fáciles de entender

Que el usuario entienda lo que está leyendo. Que pueda sacar conclusiones de forma sencilla. Esto significa entre otras cosas utilizar una jerga dirigida al público que quieras que te lea, y si no te diriges a un público objetivo específico, cuanto más abierta o para todos los públicos sea, mejor.

El uso de imágenes ayuda mucho a la comprensión de un texto, además los usuarios suelen preferir ver a leer (de ahí que las infografías sean cada vez más importantes). Sintetiza y ve al grano en tus contenidos.

“De lo que se trata al fin y al cabo es de comunicar con la mayor eficacia y eficiencia posible, de manera que con el menor número de palabras consigas comunicar lo máximo posible consiguiendo así que los usuarios entiendan y comprendan tu mensaje con el mínimo esfuerzo”

Además de atender a estos tres criterios a la hora de redactar tu contenido web, es muy importante que el propio contenido sea relevante, útil y esclarecedor; y no sólo eso, sino que también tiene que ser “catchy”, que enganche al lector. Tienes que darle algo para que siga leyendo, provocarle emociones positivas. Está demostrado que se aprende mejor a través de este tipo de emociones. Un comentario jocoso, irónico, de vez en cuando, contribuye a no aburrir al lector aunque le interese el contenido de lo que esté leyendo.

Hay tanta cantidad de información en internet que los usuarios (según estudios de usabilidad) tienden a leer aproximadamente 1/3 de las palabras de un artículo. Si no consigues que tus contenidos enganchen rápido…mal asunto.

SEO: que tus contenidos web lleguen a más gente

Imprescindible. Tus contenidos web pueden estar escritos a la perfección siguiendo las líneas anteriores, que si no llegan a la mayor cantidad de usuarios posibles, es trabajo hecho en vano. Es cierto que desde la actualización Panda, Google premia en mayor grado el contenido web de calidad, pero el SEO sigue estando ahí y tienen que verte. La mejor hamburguesería del mundo no puede estar en lo alto de un templo en el Tíbet, tiene que estar en mitad de una ciudad concurrida y en la calle principal.

Por lo tanto, es primordial:

Atacar palabras clave que tengan búsquedas

Es importantísimo que tu texto contenga palabras clave que busquen los usuarios, de manera que contribuya al posicionamiento de la página y puedas estar ahí arriba cuanto más cerca de los primeros puestos en primera página, mejor. De esta forma además de hacer contenidos web de calidad, estarán al alcance de los impacientes usuarios que a día de hoy rara vez pasan de la segunda página cuando buscan.

Así que es clave averiguar “cómo buscan los usuarios lo que estoy escribiendo”.

Al redactarlos no te pases de densidad de palabras clave, entre un 2-2,5% está bien, aunque aquí hay mucha diversidad de opiniones; algunos dicen que 3, otros que 2… en cualquier caso normalmente se da uno cuenta de si se ha pasado repitiendo la misma palabra clave o no en un texto, pero por si acaso compruébalo (te recomiendo echarle un ojo a la herramienta SeoQuake).

Usar negritas, links, cursivas

Las palabras llaman la atención a los usuarios y a los bots de Google; resalta las cosas importantes. Los H1, H2, H3, a los bots le están diciendo “atiende aquí que esto es importante y habla de lo que están buscando los usuarios”. Utilizar enlaces también ayuda mucho, y sobre todo si es a contenido útil y relacionado, o a Google mismo, cosa que les encanta.

Que el contenido web sea de un tema en concreto

Si hablas de un tema y empiezas a irte por las ramas hablando de otra cosa, mal asunto. Debes enfocar el contenido web como una landing de una campaña de Adwords. -Oye, vendo esto. Pues la landing tiene que ser de esto exclusivamente, con estas palabras y punto. No mezcles. Si tienes que hablar de dos temas, haz dos artículos. No vas a posicionar mejor por acaparar más palabras clave, de hecho es al contrario. Es mejor enfocarte en una y explotarla bien que meter muchas palabras clave de muchos temas aunque tengan sentido o estén relacionadas.

Presenta bien tu contenido con unas meta title y description atractivas

Son la carta de presentación de tus contenidos web. En ella además de por supuesto aparecer las palabras clave (que se verán resaltadas), estará la clave para atraer y conseguir que un usuario haga clic y pueda comenzar a leer tu estupendo contenido. Es “el reclamo” y por lo tanto debe contener alguna llamada a la acción, ya sea directa o indirectamente, y estar redactada para “picar al usuario” y que comience a leerte.

El SEO es lo último a lo que debes atender

Es el motivo de que este apartado esté al final del artículo.

Con esto me refiero a que como buen content manager o gestor de contenidos, debes priorizar la calidad y la usabilidad de tu contenido web y crear primero tu contenido maravilloso, para después empezar a aplicar SEO y modificar palabras, títulos, estructura… pero siempre priorizando con cabeza. Desmejorar la calidad de un texto para posicionarlo mejor, es como invertir en un local de una tienda preciosa habiendo invertido poco en la mejora de tu producto.

Conclusión sobre los contenidos web:

El cambio de paradigma en el ámbito de la lectura de contenidos web ha obligado a los redactores a cambiar su modus operandi si quieren que sus contenidos no sólo se posicionen bien, sino que sean bien valorados, leídos con frecuencia y en definitiva sean relevantes para el usuario que los consuma, vayan o no enfocados a un target en concreto. Así que ya sabes, redacta tus contenidos atendiendo a la calidad, usabilidad, y por último, aplicando técnicas SEO. De esta forma conseguirás que cada vez más usuarios consuman tus contenidos, con mayor frecuencia y mejor predisposición, dada la cantidad de contenido exclusivamente creado para SEO que circula por la red de búsqueda de Google.

Si quieres aprender más consejos sobre cómo redactar contenidos, entra en este mega-tutorial de creación de contenidos.

No obstante, nosotros ofrecemos entre nuestros servicios marketing de contenidos, así que necesitas ayuda o alguien que redacte contenidos web de calidad para tu proyecto no dudes en contactar con nosotros.

Infografía: Contenidos web, cómo crearlos y posicionarnos

CONTENIDOS WEB

Como siempre, espero que te haya gustado el artículo, y si es así ¡compártelo!

Imagen de portada de “Contenidos web” de Shutterstock