Lucha contra el bloqueo creativo y no hagas como yo

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram
Share on facebook
bloqueo creativo

El bloqueo creativo y yo somos grandes amigos, y viene acompañándome durante mucho tiempo. De pequeña, cuando tenía 15 años, me dedicaba a escribir novelas ficticias con miembros de One Direction de protagonistas. Si no hice 3 novelas en un año, no hice ninguna. Era casi tan prolífera como Jane Austen. 

Pero un día, sin quererlo demasiado, no sabía de qué más escribir. Me plantaba delante del documento de Word y lo miraba de vez en cuando mientras procrastinaba en Twitter o leía novelas de otras personas. 

Ahí fue el final de mi larga carrera como novelista adolescente, ya que no ha sido hasta hace un par de semanas que las letras y yo nos reconciliamos. Te estoy hablando de que han pasado unos 10 años hasta que por fin me he visto con la iniciativa suficiente como para comenzar de nuevo a escribir un libro.  

Soy redactora, y mi gran bloqueo creativo no se ha ido hasta a hora, ¿qué ha pasado? ¿Qué ha cambiado? ¿Pero tú no escribes todos los días? 

Sigue leyendo hasta el final. 

La cruz de quienes trabajamos con ideas

Hay personas capaces de trabajar sin creatividad. Que ponen el piloto automático y ya está. Tienen el privilegio de poder escuchar un podcast mientras trabajan o tener la televisión de fondo encendida sin que ello les retrase en su trabajo. 

Pero como sabrás, ni tú ni yo somos de ese tipo de persona – y yo, la verdad, en parte me alegro. Nosotros vivimos de la creatividad. Nos alimentamos del mundo de las ideas, nos sumergimos en él hasta que nos deja sin aliento. 

Y eso es lo que más me gusta de mi trabajo. 

Sin embargo, lo que menos gusta, a cualquiera de nosotros, es cuando hay unos plazos que cumplir, facturas que pagar, o trabajos que entregar y el bloqueo creativo se pone entre medias. 

como mejorar el bloqueo creativo

Lo siento mucho, pero vengo a venderte mi historia. Cómo una niña de 15 años ha pasado a reencontrarse con lo que le apasiona y ahora se enfrenta a la pérdida de inspiración con pluma (y espada) en mano. Soy una fuente de ideas que no para de fluir, ¿a qué suena genial? 

Pues tú también puedes conseguirlo, no me abandones todavía. 

Qué hizo mi yo de 15 años que tú no debes hacer 

Esto que te voy a contar ahora son las cosas que yo he hecho y que tú no debes hacer para superar el bloqueo creativo. Puedes tomártelas como quieras, llevarlas contigo todas, unas pocas o dejar de leer el post ahora mismo. Es tu decisión. 

>  Levantarse a las 5 am: por qué deberías considerarlo

Después de mucho tiempo leyendo sobre el tema, practicando, reflexionando y rodeándome de gente como yo, he llegado a la conclusión de que esto es en lo que muchas personas fallamos y que debemos trabajar. 

No lo priorizas tanto como deberías

Ay, cómo somos a veces. 

Sobre todo si estás empezando, es probable que pongas por delante cualquier otra cosa que no sea ponerte en serio a crear un buen contenido. En mi caso, eran los estudios, el gimnasio, mis amigas, los novios, etc. Al final todo eso se puso por delante hasta que dejé de escribir. 

Ahora es contestar a los correos, organizarme el día, solucionar incidencias, hacer reuniones… Si hay un texto que se me atraganta, te aseguro que sé cómo encontrar excusas para posponerlo. 

Puede ser también que no tengas tiempo, que tengas otro trabajo, otros estudios, hobbies o aficiones que pones por delante. 

Ya está bien. Dale la importancia que merece, y si de verdad quieres vivir de esto, debe ser tu prioridad número uno, por encima de todo lo demás. 

No te das el crédito que mereces 

Desde que empecé a escribir he estado en batalla conmigo misma. ¿Soy escritora? ¿Soy buena? ¿Podría decir que sé escribir? Muchas veces dar el paso y decir en alto qué somos y a qué nos dedicamos es difícil. 

Yo no me creía escritora. Hoy en día aún me cuesta. 

Pero sí. Eres artista, o escritor, o pintora, ilustrador o ilustradora. Asúmelo y reconoce el crédito que te mereces. Solo así te reconciliarás con tu propia creatividad y esta vendrá más a ti. 

Dejas de trabajar cuando la inspiración se va 

¡ERROR GARRAFAL!

Fíjate si es un error gordo que por no estar inspirada lo dejé hasta que volviera la inspiración y han pasado 10 años desde entonces. 

No. 

El bloqueo creativo se supera en movimiento, sin dejar de trabajar, de intentarlo y de buscar nuevos puntos de vista. No vas a escalar una montaña solo con mirarla, ¿verdad?

Yo llevo ya más de dos años redactando a diario 3.000 palabras sobre temáticas muy distintas, y es lo que me ha ayudado a salir del bache. 

¿Por qué no te pones dos días a la semana en los que sí o sí debes trabajar, pase lo que pase? Busca temáticas, o técnicas que se salgan de lo habitual para refrescar tu cerebro y engañarlo. Hazle ver que lo del bloqueo creativo son únicamente imaginaciones suyas, y que tu creatividad sigue funcionando. 

bloqueo creativo superar

No practicas con frecuencia 

Este está muy relacionado con el punto anterior. Hasta que no he escrito a diario no he perdido el miedo al folio en blanco. Gracias a esto, he practicado mi creatividad una barbaridad y ahora sería capaz de escribir cualquier cosa. 

El cerebro es un órgano más. Igual que corriendo todos los días llegas a hacerte 42 km de golpe, si practicas todos los días, al final te saldrá solo y mucho mejor. El bloqueo creativo será un mito para ti. 

>  Se acabó lo que se daba con el iOS 14: ¿qué pasará con tus anuncios de Facebook?

No consumes contenidos de calidad

¿Cómo quieres tener creatividad si no le proporcionas la alimentación adecuada? Yo me perdí por completo en el agujero negro de Instagram, y sé que no soy la única que sigue cuentas no muy recomendables para su salud mental. 

A mí lo que me ha ayudado mucho es leer novelas de autores que admiro, o que están donde a mí me gustaría estar. Ahora me parece una locura querer escribir una novela sin leer de verdad novelas de otras personas. 

Si no lo ves, ¿con qué quieres que trabaje tu cabeza? Sigue personas que admires, que generen buenos contenidos y que te inspiren. Cuando sientas que te bloqueas, vuelve a ellas. También ayuda escuchar música, o explorar imágenes en Pinterest. 

Todas las fuentes de contenido que puedas encontrar, son pocas. Eso sí, filtra bien qué es lo que buscas para no perderte en lo vacío de nuevo. 

No te rodeas de personas que nutran tu creatividad

Con 15 años todas mis amigas y yo escribíamos, pero después llegó un momento en el que por motivos académicos, nuestro círculo de escritoras desapareció, y eso me da mucha pena. 

Nos retroalimentábamos entre nosotras. Compartíamos nuestras ideas, mejorábamos las que ya teníamos, comentábamos capítulos que ya habíamos escrito. También recuerdo tener un buen grupo de amigas por Twitter que se dedicaban a lo mismo que yo y me ayudaban a centrarme en escribir.

Rodéate de gente que te haga crecer, y que comparta las mismas aspiraciones que tú. Yo hoy tengo a mi querido Departamento de Contenidos, pero también conozco a muchas escritoras gracias a Instagram. 

¿Cuántas de las personas que te rodean nutren y alimentan tu creatividad? Es hora de mejorarlo.  

Te quedas en un nivel y no buscas cómo mejorar

El conformismo es la peor de las jaulas. Me quedé en One Direction y así me pasó, claro. Más atascada que el propio grupo musical.  

Luego llegué a NeoAttack y eso de conformarse no se estila nada. Me ha tocado estudiar, leer, buscar qué fallos tengo, qué necesito para llegar hasta donde quiero llegar, y mucho más. 

Te recomiendo que hagas lo mismo. No te quedes solo ahí, y sigue aprendiendo, estudiando, buscando nuevos retos y saliendo de tu zona de confort. Tienes miles de recursos en Internet a los que les puedes sacar mucho jugo.

Si aplicas estas cosas, estoy segura de que notarás la diferencia. Todavía se me ocurren muchos truquitos, ejercicios y herramientas que te podrían ayudar, pero para empezar no está nada mal, ¿no? 

Así que no desesperes, no abandones, y enfréntate al temido bloqueo creativo con todo lo que tienes. 

Ya me dirás qué tal te ha ido. Espero que no tardes 10 años como yo.

Suscríbete a nuestra newsletter

Sé el primero en conocer las últimas novedades de marketing.

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram
Share on facebook

Estos posts también podrían interesarte…