¿Qué es un hosting web, para qué sirve y qué tipos existen? Consideraciones para elegir el mejor

1810 Views
Diseño web
hosting-web

En el ámbito del diseño y desarrollo de páginas web hay muchos términos que no acaban de ser entendidos claramente y llegan a generar confusión. En nuestro día a día con los clientes encontramos que los conceptos de hosting web, servidor o dominio no acaban de cuajar, así que en el post de hoy vamos a arrojar luz sobre estas cuestiones que rodean al mundo de la creación de páginas web.

¿Qué es un hosting web?

El hosting web, también denominado alojamiento web u hospedaje web, es el espacio en el que se ubican los archivos que componen una página web o una aplicación móvil. Son archivos de imágenes, texto, vídeos, mp3 y los relativos al diseño del portal web (CSS, Html, Php…)

El servicio de hosting web está ubicado dentro de un servidor web, que viene a ser el espacio físico que alberga todos los archivos que comentamos anteriormente. Este servidor tiene aspectos relativos tanto a software como hardware que no se soportarían en un ordenador normal. Dentro de un mismo servidor web puede haber distintos hostings en los que se alojan diferentes páginas web, cada una de ellas con sus datos totalmente privados, ningún otro usuario puede acceder a la información de los sitios de terceros.

Otro concepto que sale a relucir al hablar de hosting web es el de dominio. El dominio de una página web es el nombre de la propia página web. Para poder utilizar el dominio es necesario registrarlo, normalmente su pago y renovación tiene carácter anual. A pesar de que se puede contratar el dominio de forma independiente, muchas de las empresas de hosting web ya lo ofertan de modo conjunto para que en una simple operación se tenga hosting y dominio.

Así pues, a grandes rasgos, tenemos que una página web tiene un dominio por el que se la conoce, cuyos archivos que la componen están alojados en un hosting web que se encuentran dentro de en un servidor web.

banner diseno web post

¿Por qué necesito contratar un hosting?

El motivo por el que se tiene que recurrir a una empresa de hosting y no se puede alojar uno mismo su propia web, es porque se requieren ciertas características para asegurar el mantenimiento y la correcta gestión de este tipo de archivos.

Contratar un hosting web es un paso obligado para cualquier proyecto web, las cuestiones técnicas que cubren este tipo de empresas se escapan al control de cualquier particular: conexión a internet 24 horas, 365 días al año, aspectos relativos a la seguridad, ancho de banda o velocidad web.

Contar con un hosting web competente es un paso inevitable en cualquier tipo de proyecto web que tenga un mínimo de carácter profesional. Uno de los servicios de los que se disfrutar al contratar un hosting es que incluye un servidor de correo electrónico para tener las cuentas de email con el propio dominio, aspecto obligado si se quiere transmitir una imagen profesional acorde.

¿Cómo escoger el mejor hosting web para mi página?

Debido al auge del ámbito digital y a la proliferación de páginas web, se ha generado una alta demanda de hosting web, por lo que el número de empresas dedicadas a esta actividad se ha multiplicado en los últimos años. Hace tiempo se solía recurrir a compañías ubicadas en el extranjero, pero ahora ya hay multitud de empresas de hosting web en España como puede ser hostinger.es.

Cada proyecto tiene sus propias necesidades y, por lo tanto, se escucharán distintas opiniones sobre cuál es el mejor hosting web en función de las características concretas de cada página web. Lo ideal es realizar una comparativa de hosting, pero siempre teniendo presente, las necesidades que tiene que tener cubiertas el proyecto y el respaldo mínimo.

Nuestra recomendación es, ante todo, no decantarse por un hosting gratis. Si nuestras necesidades no son gran cosa, aunque se trate de un hosting para un blog, seguramente haya un plan en alguna empresa de almacenamiento web que no suponga demasiada inversión, pero nos asegure unas condiciones mínimas. Esto es importante para poder contar con unas garantías concretas, las más relevantes las relativas a la seguridad de los datos y al funcionamiento de la propia página web en sí.

hosting web

Las consideraciones a tener en mente a la hora de elegir son:

Envergadura del proyecto: un proyecto de carácter personal no va a necesitar tanta capacidad como si estamos ante uno corporativo.

Carácter del proyecto: hay que hacer una estimación de las visitas que van a acceder a la página web. A pesar de que se pueden ir aumentando capacidades, siempre es mejor optar por una opción de hosting intermedia si se prevé que va a generarse tráfico web. Este es el caso de un ecommerce, por ejemplo.

Soporte técnico: Al contratar un hosting, una de las principales cosas que se deben tener en cuenta es el soporte que brindan. Hay muchas razones por las que una página puede presentar problemas con origen en el hosting web, por ello es muy valioso tener un teléfono de atención que se ocupe de solventar cualquier tipo de incidencia que comprometa el correcto funcionamiento del sitio web.

Copias de seguridad: parece algo básico, pero no todos los hostings web las realizan, sobre todo si estamos ante una opción de servidores gratuitos o hosting barato. Confirmar este aspecto puede resultar clave para decantarte por una opción u otra de hosting.

hosting web

Tipos de alojamiento web

Las empresas de hosting web disponen de distintos tipos de alojamiento u hospedaje web para poder abarcar las características específicas de cada página. Nos podemos encontrar una página muy simple que con cuatro cosas estaría más que cubierta o una más compleja que requiera de más espacio para el almacenaje de sus archivos o bases de datos.

Hosting compartido

Hablar de un hosting web compartido hace referencia a la inclusión de distintos hostings en un mismo servidor web, por lo que se comparten, además de la dirección IP, los componentes físicos del servidor entre todos los usuarios: la memoria, el disco duro, el procesador…

En las comparativas de hosting figura como una de las opciones más económicas ya que los gastos que acarrea el mantenimiento del servidor están repartidos con los demás.

Es un tipo de hosting web perfecto para proyectos que no requieren configuraciones específicas, o que echan a andar y aún no cuentan con muchas visitas, aunque si alguno de los compañeros con los que se comparte servidor sí las tiene, la velocidad de todos los demás se verá afectada.

Hosting dedicado

Contratar un hosting dedicado es contar con un servidor único y exclusivo para el proyecto en cuestión. No se comparte con ningún usuario más, por lo que va a suponer una de las opciones más caras en cuanto a inversión se refiere.

Este es el hosting web que se contrata para proyectos de cierta envergadura que cuentan con un gran volumen de visitas web al día.

Servidor Virtual Privado (VPS)

Quien opte por este tipo de hosting tendrá un servidor privado para él, pero no de forma física como hemos visto hasta ahora, si no de forma virtual. Un mismo servidor físico alojará a varios virtuales, pero no se comparten recursos entre ellos.

Los servidores virtuales privados pueden ser administrados, si es la empresa de hosting la que se hace cargo de ellos o no administrados, si el cliente decide hacerse cargo él. La gestión de este tipo de hosting web por parte del personal de la compañía va incluido en el precio. La verdad es que no cualquiera puede encargarse de esto debido a los conocimientos técnicos que exigen este tipo de máquinas de hosting web.

Cada servidor VPS tiene sus propios servicios, de modo que los clientes con un servidor virtual privado no se resienten los unos de los otros como en el caso del hosting web compartido. Por otro lado, en caso de que se necesiten cambiar las características contratadas no hay ningún problema en adaptarlas a las dimensiones del proyecto para quitar o añadir funcionalidades o potencia a lo ya contratado.

Hostin web

Hosting en la nube

El hosting en la nube es una variante de hosting similar al VPS que comentábamos en el apartado anterior. El servicio de hosting web que se presta es soportado por varios servidores que están interconectados entre ellos.

Son los más recomendados para proyectos muy grandes que pueden necesitar aumentar los recursos contratados en momentos puntuales. Además, este hosting web es muy seguro, al depender de distintos servidores, aunque falle alguno, quedan otros para dar el soporte necesario y que no se interrumpa el servicio.

Al igual que con los servidores VPS, los hostings web en la nube ofrecen la opción de que sean administrados por la propia empresa o por el usuario directamente.

Hosting gratuito

Este tipo de hosting gratis trae incorporadas una serie de limitaciones que resultan totalmente normales y comprensibles al ser un servicio de almacenamiento web con coste cero. Además, la mayor parte de los hostings gratis incluyen publicidad. Es el caso del conocido hosting gratuito de WordPress que viene incorporado con la versión que no es de pago.

La capacidad de proceso con la que cuentan es escasa al no disponer de suficiente memoria y espacio en el disco. Es normal que presten un servicio bastante irregular, las caídas de la red y las paradas por tareas de mantenimiento también son frecuentes impidiendo la entrada en la página web.

Optar por un hosting gratuito puede ser la mejor de las opciones si se tiene una página web gratuita que se utiliza por hobby, es decir, si es un pasatiempo del que no depende tu actividad profesional o es un proyecto al que no le dedicas demasiado cariño.

¿Qué tipo de hosting web utilizas en tu caso? ¿Qué recomendaciones harías según tu experiencia?

Imagen de portada de Shutterstock

  • Home /
  • Diseño web /
  • ¿Qué es un hosting web, para qué sirve y qué tipos existen? Consideraciones para elegir el mejor