¿Cómo utilizar la Inteligencia Artificial en el marketing?

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram
Share on facebook
inteligencia artificial en el marketing

Es innegable que las empresas optan cada vez más por invertir gran parte de sus recursos en nuevas tecnologías. ¿Y por qué? El principal motivo es sin duda que a pesar del elevado coste que supone este desembolso inicial, con el tiempo las ventas y los beneficios se disparan. Son muchas las formas que hay de iniciar la transformación digital en una empresa, pero en los últimos años, la principal protagonista está siendo la Inteligencia Artificial en el marketing. 

En el caso de las personas, estos sistemas se encuentran al alcance de nuestra mano, transformando y simplificando muchas de las acciones que llevamos a cabo diariamente. Algunos ejemplos los encontramos en los famosos asistentes virtuales como Siri, Alexa o Cortana. Ahora bien, en el caso de las empresas, esta simplificación de procesos es aún más evidente y útil, ya que una de las principales características de los robots es que permiten la automatización de tareas repetitivas que, de ser realizadas por humanos, podrían ocupar una gran cantidad de tiempo. 

Quizás uno de los ámbitos empresariales donde se está haciendo más notable la inclusión de sistemas de Inteligencia Artificial es en marketing. Gracias a su capacidad para recopilar y analizar una gran cantidad de datos en poco tiempo para posteriormente aprender de ellos es lo que los convierte en una gran oportunidad para aumentar el rendimiento de los agentes, segmentar públicos de manera sencilla y gestionar las estrategias publicitarias adecuadamente.

Ahora bien, la Inteligencia Artificial en el marketing puede utilizarse de distinta forma. Por eso, te hemos preparado este post con algunos de sus usos en una campaña. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

Aunque todos hayamos oído hablar de ella, el concepto de Inteligencia Artificial, ya que, al ser bastante amplio, también puede ser un gran desconocido. Así, antes de pasar a detallar sus usos, queremos dar una definición básica para que te permita ser consciente de todo lo que puede llegar a incluir.

Si partimos de la definición de cada una de las palabras que componen este concepto, observamos que el diccionario de la Real Academia Española define la “inteligencia” como la “capacidad de entender o comprender”. Por otra parte, el mismo diccionario define “artificial” como “hecho por mano o arte del hombre”.

En definitiva, eso es la Inteligencia Artificial. Se trata de una rama de la tecnología informática que construye máquinas con la capacidad de entender, imitar e incluso mejorar ciertos aspectos de la capacidad humana. Así, los sistemas que funcionan con esta tecnología utilizan algunos principios como el de Procesamiento del Lenguaje Natural (que permite que los robots puedan entender el lenguaje humano) y el de Aprendizaje Profundo (que les ayuda a aprender y avanzar por sí mismas de manera que puedan solventar ciertos errores en el futuro). De esta forma, son capaces de imitar ciertas facultades y a realizar ciertas tareas de forma similar a cómo lo haría un humano.

inteligencia artificial marketing

Ventajas de la Inteligencia Artificial en el marketing

El uso de herramientas en cualquier proceso de la empresa siempre trae consigo numerosos beneficios. Ahora bien, en una campaña de marketing, puede aportar concretamente las siguientes ventajas:

  • Automatización de tareas repetitivas: como decíamos al principio, una de las características más destacables de estos sistemas es que permiten completar tareas repetitivas en muy poco tiempo. Estas labores, de ser realizadas por una persona, podrían consumir una gran cantidad de recursos. De esta forma, permiten que los trabajadores se centren en otras tareas que requieran de mayor concentración y que no pueden ser realizadas por las máquinas, aumentando la eficiencia y proporcionando un servicio de calidad.
  • Reducción de errores: al contar con la capacidad de detectar los errores y aprender de ellos, se reducen los posibles fallos que se puedan producir y se aumenta la precisión en la tarea a desarrollar.
  • Agiliza la toma de decisiones: en una campaña publicitaria es muy importante analizar todos los datos obtenidos para poder tomar una decisión acorde con el resultado. Ahora bien, esta información es muy amplia, por lo que la posibilidad de ser examinada manualmente queda descartada por consumir una enorme cantidad de tiempo. En este sentido, la Inteligencia Artificial en el marketing permite analizar estos datos y genera un informe que permite tomar decisiones de manera rápida y sencilla.

Ejemplos de uso de la Inteligencia Artificial en el marketing

Evidentemente, cada empresa puede adaptar los sistemas de Inteligencia Artificial en función de los resultados que pretenden alcanzar con ella y de sus características. Además, debemos tener en cuenta que existen herramientas más sofisticadas que son capaces de llevar a cabo casi cualquier tarea, independientemente de su dificultad, pero que también existen aquellos que sólo pueden atender las solicitudes menos cualificadas, trasladando el resto a un humano para que se encargue de completarla.

Independientemente de lo que acabamos de comentar, a continuación te presentamos 7 ejemplos de uso de la Inteligencia Artificial en el marketing:

Análisis predictivo

En multitud de ocasiones, las empresas utilizan la Inteligencia Artificial para observar y analizar el comportamiento de sus consumidores, sea en un ámbito determinado (como en las redes sociales o en una página web) o en sus búsquedas a través de Internet (con las famosas cookies). Pues bien, esto es lo que se conoce como análisis predictivo, y tal como su nombre indica, tiene como objetivo examinar el recorrido que realizan los usuarios en la red para descubrir ideas y patrones que permitan ofrecerles contenido adaptado a sus necesidades o a sus gustos. 

En una campaña de marketing se trata de un elemento muy útil, ya que permite diseñar una estrategia acorde a lo que los consumidores están buscando, teniendo una mayor impacto y reportando mayores beneficios para la empresa.

Telemarketing

Aunque esta práctica es aún temida por muchas empresas, es sin duda una de las más efectivas. Y por supuesto, siempre que sea usada con precaución y con los instrumentos adecuados, no hay nada de qué preocuparse. Actualmente, algunas herramientas como el software de telemarketing, permiten llevar a cabo una campaña de estas características con altas probabilidades de éxito.

Llegados a este punto, te estarás preguntando cómo es posible. La respuesta se encuentra en la Inteligencia Artificial. Muchos de estos softwares incluyen sistemas que, además de realizar ciertas acciones manualmente, permiten detectar buzones de voz, cuál es el mejor momento para realizar la llamada… Además, es posible incluir un robot que atienda a los clientes (actuales o potenciales) una vez que respondan.

Con un software de telemarketing, el proceso para lanzar una campaña con estas características es realmente sencillo. En primer lugar, simplemente debemos elaborar una base de datos que cargaremos en el sistema. En ella, podemos incluir la información que consideremos necesaria, pero con el nombre y el número de teléfono de las personas a contactar, será suficiente. El segundo paso será, o bien programar la campaña para que las llamadas se lancen en un momento determinado, o iniciarla nosotros manualmente. El sistema, a través de la combinación de marcadores automáticos y, si lo deseamos, de call bots (robots encargados de la atención telefónica), lanzará la llamada y la atenderá en caso de que se trate de una solicitud poco cualificada, y en caso contrario, la transferirá a un agente.

Ahora bien, el uso de la Inteligencia Artificial en el telemarketing no se acaba aquí. Una vez finalizada la campaña, el sistema analizará los datos y generará un informe para medir el impacto de la misma.

Chatbots

En el lado opuesto al uso anterior, encontramos los chatbots. Si los callbots se utilizaban para atender llamadas, los chatbots, como su nombre indica, se emplean en las conversaciones escritas a través de chats y las famosas aplicaciones de mensajería actuales.

¿Y cuál es el uso de este sistema de Inteligencia Artificial en el marketing? Realmente, estos instrumentos se utilizan para atraer a los clientes, es decir, para animarlos a contactar. Así, no se trata de una herramienta para realizar una acción concreta, sino como una técnica propiamente dicha. 

Actualmente, los usuarios prefieren contactar con las empresas a través de aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp o Telegram. Por eso, cuando encuentran en una página web o en la propia información de la empresa la posibilidad de contactar a través de ellas, los clientes se ven atraídos y aumentan las posibilidades de contacto y, por supuesto, las ventas. Y si hablamos de la inclusión de un chatbot que les proporcione una respuesta rápida a lo que están buscando, el incremento es mucho mayor.

Las empresas que utilizan WhatsApp API combinado con un sistema de Inteligencia Artificial para gestionar sus conversaciones tienen muchas más probabilidades de éxito en su campaña de marketing.

cómo utilizar la inteligencia artificial en marketing

Análisis de datos para evaluar el impacto de la campaña

Como ya hemos mencionado en varias ocasiones, las herramientas de Inteligencia Artificial en el marketing permiten aprovechar las ventajas que ofrece el análisis de grandes cantidades de datos para realizar seguimientos y monitorear el desempeño de las campañas. De esta forma, podemos evaluar de manera sencilla el impacto que tiene o ha tenido para tomar así mejores decisiones al respecto.

Optimización de los tiempos de envío de mensajes o llamadas

Uno de los aspectos más complicados a la hora de diseñar una campaña de marketing es determinar cuál es el mejor momento para enviar mensajes o llamar a los clientes. Por supuesto, cada empresa tiene unas características, y por tanto, su público objetivo también, y es precisamente eso lo que lo hace tan complicado.

Ahora bien, analizando distintos puntos de datos, estos sistemas son capaces de determinar cuándo es más probable que, en el caso de los mensajes, sean abiertos y leídos, y en el caso de las llamadas, atendidas. De esta forma, además de ofrecer recomendaciones sobre cómo mejorar el rendimiento, también se optimizan los tiempos y los recursos.

En los CRMs o Sistemas de Gestión de Clientes

En el ámbito digital, los CRM son los encargados de recopilar toda la información relativa a los clientes.

El uso de la Inteligencia Artificial en el marketing también influye en este aspecto, permitiendo identificar a los clientes y obtener todos sus datos previamente en caso de que contacten, permitiendo así ofrecer una atención personalizada y productos acordes a sus necesidades.

Además, utiliza técnicas como el lead scoring (asignando un valor a las oportunidades de venta que llegan y priorizando aquellas que puedan ser interesantes), previsiones de demanda y microsegmentación de clientes en grupos.

Hay algo que comparten todos estos usos de la Inteligencia Artificial en el marketing y es que fomentan las conversiones, permiten aumentar las ventas significativamente y aumentan la rapidez y la eficiencia de los procesos. Ahora bien, como cualquier herramienta tecnológica es importante saber utilizarla correctamente y hacer un uso responsable de ella. La Inteligencia Artificial ha venido para quedarse, por lo que debemos ser capaces de adaptarnos a la nueva era digital que está transformando el presente y el futuro de las empresas.

Suscríbete a nuestra newsletter

Sé el primero en conocer las últimas novedades de marketing.

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram
Share on facebook

Estos posts también podrían interesarte…