MENUMENU

Coste de Adquisición de Cliente

Concepto de Coste de Adquisición de Cliente

¿Qué es el Coste de Adquisición de Cliente?

El Coste de Adquisición de Cliente o CAC es un indicador que sirve para averiguar cuánto se ha invertido a nivel económico para que un consumidor en potencia se haya convertido en un consumidor final, comprando o contratando un servicio de nuestro negocio.

Es algo que también forma parte de las métricas a analizar y aprovechar en terrenos como el SEO, el SEM o cualquier otro aspecto que se pueda comprender dentro del terreno del marketing digital. Su cálculo se realiza aplicando una fórmula bastante sencilla. Solo hay que dividir el total invertido en marketing para atraer clientela entre el total de clientes finales que se han conseguido a raíz de invertir ese dinero.

No obstante, es un término que solo se saca a la luz cuando un cliente realiza su primera compra o conversión. A partir de ese momento, el valor de esta persona a nivel comercial (y para nuestro negocio) será igual a todo lo que pague en contrataciones o compras dentro de nuestra compañía.

Un valor muy utilizado para ajustar la curva entre inversión y beneficio, con el fin de disminuirla y conseguir algo donde las ganancias sean mucho mayores. Es muy importante tenerlo en cuenta y, sobre todo, analizarlo debidamente si realmente se desea seguir una senda de crecimiento y evitar al máximo las pérdidas innecesarias de dinero.

Para qué sirve el Coste de Adquisición de Cliente

La finalidad principal del Coste de Adquisición de Cliente o CAC es determinar si se está realizando la inversión adecuada en marketing para conseguir clientela. Esta métrica es vital para determinar si el rendimiento es el correcto y si no se está gastando más de la cuenta para convertir a un cliente en potencia en un comprador.

En el caso de que se consigan compras de 50 euros, por ejemplo, y se realice una inversión de 40 euros por cliente, es evidente que el coste es demasiado elevado y se debe plantear una nueva estrategia para mejorar la captación y la conversión.

Ejemplos de Coste de Adquisición de Cliente

Para ilustrar el CAC, podemos tomar como ejemplo una inversión hecha en publicidad por parte de NeoAttack para promocionar su trabajo en diseño web. Es posible que lancen una campaña de mailing, banners o publicidad online con el fin de atraer nueva clientela y conseguir un mayor número de proyectos con los que aumentar los ingresos y que eso suponga un retorno en ingresos.

A partir de ahí el cálculo de lo conseguido en comparación con lo invertido es lo que lleva al Coste de Adquisición de Cliente en esta campaña específica.

 Más información sobre Coste de Adquisición de Cliente

El coste de adquisición de cliente es un terreno repleto de variables y de estrategias a utilizar para mejorarlo, es decir, reducirlo a cambio de un mayor retorno. Para tener más información sobre él, te dejamos dos contenidos que pueden ser muy útiles.