MENUMENU

Coste Por Clic (CPC)

Concepto de Coste Por Clic o CPC

¿Qué es el Coste Por Clic o CPC?

El Coste por clic, al que también se le conoce como CPC, es un sistema al que se recurre en el terreno de la publicidad online. Su característica principal es que el anunciante solo paga por los clics que se realizan en el formato publicitario que se tarifica a través de este planteamiento. Actualmente, es de los más utilizados en los diferentes portales web, junto al CPM, y de los favoritos por parte de los soportes.

Es habitual que el clic que se realiza en la publicidad dirija al portal online de la marca o negocio que se promocionan; incluso, en casos más específicos como ofertas especiales o promociones, que se lleve directamente a la sección que se está visibilizando a través del anuncio web.

El Coste por Clic es, de media, mucho más elevado que el de una impresión cuando hablamos del CPM, dado que requiere que el usuario pulse el anuncio en cuestión. También es algo más difícil para el portal donde se coloca el banner o el formato en cuestión, ya que ha de buscar la forma de hacer que los clics aumenten ahí, llevando a cabo las estrategias necesarias para tener un CTR elevado, que luego se traduzca en un mayor ingreso por la publicidad.

Los anunciantes actuales recurren a él por la garantía que supone a la hora no solo de visibilizar aquello que quieren mover con mayor fuerza, sino también por traducirse en visitas que, de un modo o de otro, pueden llevar a adquirir nuevos clientes.

Para qué sirve Coste Por Clic o CPC

El objetivo del Coste por Clic es que el anunciante posea otra forma de establecer las tarifas a la hora de solicitar la colocación de publicidad en diferentes portales online, como también que haya un mayor índice de retorno en forma de visitas a la web conectada a los formatos publicitarios regidos por este sistema de pago.

Ayuda a aumentar las ventas, a expandir la cartera de clientes y a reforzar el impacto de un negocio. Además, hace que el soporte donde se colocan los formatos realice un mayor esfuerzo para darles visibilidad, cosa que aumenta el impacto de la campaña a nivel general.

Ejemplos de Coste Por Clic o CPC

Tomando a la agencia NeoAttack como ejemplo, podríamos pensar en una campaña publicitaria en la que estableciera una tarifa de precios regida por el Coste por Clic, con unos formatos que enlacen a su blog. Promocionándolo a través de los banners elegidos, por ejemplo, como un lugar para aprender sobre marketing online; la agencia solo pagaría por la cantidad de usuarios que pulsaran en dicho formato.

 Más información sobre Coste Por Clic o CPC

Si te parece un sistema interesante y quieres aprender más, vamos a proporcionarte varios enlaces relacionados con el Coste por clic para que puedas ampliar conocimientos. Esperamos que te resulten de gran utilidad.