Design Thinking

MENUMENU

Design Thinking

Concepto de Design Thinking

¿Qué es el Design Thinking?

El Design Thinking, o pensamiento de diseño, es una metodología que utilizan los diseñadores de marcas y empresas para plantear o mejorar imágenes de productos o servicios con el fin de satisfacer mejor las necesidades del público. Para ello, hacen a la audiencia participar de forma activa en el proceso de creación, recibiendo así un feedback directo y una mayor colaboración.

Un sistema que se ha potenciado en los últimos años gracias a los dictámenes del marketing de atracción y que, de hecho, encaja a la perfección con la filosofía de este. En unos tiempos en los que la interacción entre marca y consumidor es mucho más directa y a la vez más cercana, hacer al público formar parte de la toma de decisiones genera una conexión mucho más grande e incluso cierta empatía.

El Pensamiento de diseño parte de la idea de que la mejor forma de hacer algo que encaje con las necesidades de alguien es preguntándole a ese alguien. No obstante, no se limita a dejar a la audiencia como sujeto paciente, la convierte en sujeto activo para ayudar y colaborar durante todo el proceso. Es un planteamiento innovador y arriesgado, pero con un alto índice de eficacia y un gran potencial para llevar al éxito cualquier propuesta que se lance al mercado.

Una estrategia moderna, nacida por las nuevas necesidades tanto de público como de marcas y por la forma de hacer las cosas actualmente tanto a nivel empresarial como comercial y publicitario.

Para qué sirve el Design Thinking

El Design thinking sirve para que una firma pueda recibir el feedback más directo posible gracias a la colaboración del consumidor. De esta forma tiene opiniones directas y claras, como también críticas transparentes, sobre qué mejorar, qué dejar igual o qué plantear.

Para cualquier marca es, además, una forma de demostrar al público que se preocupa por sus necesidades y por sus opiniones. Además, este planteamiento aumenta las opciones de fidelizar a los clientes, haciendo que tengan un mayor interés por el servicio o el producto al ser parte activa de su creación.

Ejemplos de Design Thinking

Dado que es una estrategia y una metodología que se ha popularizado considerablemente en los últimos años, podemos toparnos con muchos ejemplos de design thinking en diferentes sectores. Desde firmas de tecnología hasta compañías de alimentación o incluso de decoración han buscado en el consumidor a su crítico y asistente para dar forma a nuevos productos o soluciones.

En este post puedes encontrar varios nombres y situaciones bastante interesantes:

5 casos de éxito del design thinking.

Más información sobre el Design Thinking

Para obtener más información del Design thinking, te recomendamos que leas los contenidos que vamos a enlazar a continuación. En ellos hay más detalles interesantes sobre esta materia que, probablemente, te sean de utilidad para ampliar e incluso ponerla a prueba si lo deseas.

Algunos de Nuestros Proyectos

diseno-grafico-para-una-peluqueria

Diseño gráfico para una peluquería

posicionamiento-seo-tienda-online-de-aceite-de-oliva

Posicionamiento SEO para tienda online de aceite de oliva

adwords-limpieza-domicilio

Adwords para empresa de limpieza a domicilio

adwords-empresa-morosos

Adwords para una empresa de cobro de morosos