MENUMENU

Growth Hacking

Concepto de Growth Hacking

¿Qué es el Growth Hacking?

El Growht Hacking es un método de combinación de técnicas de mercado, el cual busca alternativas que ayuden a crecer a un negocio o a aumentar el número de clientes con los mínimos recursos posibles. Para ello, se enfoca en analizar las métricas web y el feedback recopilado de las redes sociales, llegando así a un mayor número de potenciales clientes por la web.

La persona que aplica el Growht Hacking es llamado Growht Hacker. Se caracteriza por ser muy analítico y capaz de calcular el valor de las actividades que va analizando, así como el número de usuarios que atrae a la empresa gracias a dichas acciones. También es muy creativo, porque busca nuevas formas de crecimiento de la empresa por medio de la investigación. Y, sobre todo, sabe hacer de todo para tomar las mejores decisiones.

El Growth Hacking surgió en el 2010, atribuyendo el concepto a un asesor de marketing llamado Sean Ellis. El propósito era buscar cómo incrementar el impacto de una campaña y conseguir un crecimiento escalable sin necesidad de gastar una fortuna. Es ideal para emprendimientos pequeños que cuenten con pocos recursos y necesiten hacer crecer su negocio.

Para qué sirve el Growth Hacking

El Growth Hacking sirve para que las empresas pequeñas o emprendimientos nuevos puedan atraer y fidelizar clientes sin necesidad de invertir demasiado dinero en estrategias de marketing.

Para implementar el sistema de Growth Hacking, el experto realiza tests a los clientes, los cuales escogen entre A y B para saber cuál de las opciones funciona mejor para ellos. También realizan campañas y lanzan estrategias dirigidas al correo de los usuarios, entre otras acciones.

De esta forma, no solo sabrá si al cliente le interesa lo que ofrece la empresa, sino que también conseguirá fidelizarlo y hacer que este promueva el producto o servicio a través de las redes sociales.

Ejemplos de Growth Hacking

Entre los ejemplos de Growht Hacking más conocidos, está el modelo freemium, que consiste en ofrecer una versión gratuita de un producto con algunas limitaciones. Un ejemplo es Dropbox, un almacenamiento en línea que ofrece aumento de espacio gratuito solo si invitas a tus contactos a suscribirse a su sitio web y si éstos aceptan dicha invitación.

También está la gamificación, que consiste en incentivar a realizar ciertas acciones. Un ejemplo es Facebook, el cual hace llamadas de atención a usuarios que no completaron su perfil y les incentiva a rellenar los espacios vacíos por medio de mensajes o notificaciones del sistema.

Otras técnicas de Growth Hacking son las invitaciones exclusivas, el marketing de urgencias o el email marketing, entre otros.

Más información sobre Growth Hacking

Si quieres saber más acerca del Growth Hacking, recomendamos leer estos dos artículos que amplían la información y brindan los mejores consejos para ser un buen Growth Hacker:

WordPress Image Lightbox