MENUMENU

Lean Startup

Concepto de Lean Startup

¿Qué es el Lean Startup?

El Lean Startup es una metodología que nace del Lean Manufacturing creado por la compañía japonesa Toyota y parte de la idea de mejorar la eficiencia de una firma reduciendo y mejorando todos sus procesos. A la hora de llevarlo a las startups, es una filosofía que se traduce en tres pilares básicos para mejorar la productividad y garantizar una buena salud para estas: aprendizaje validado, experimentación y, por último, iteración.

Una metodología implantada y acuñada en los últimos años con el objetivo de evitar que el estreno y lanzamiento de nuevos servicios y/o productos se vaya al traste por una mala puesta en marcha. Se basa también en el aprendizaje de las necesidades y las experiencias del usuario, ya que de él depende que algo que se lanza sea exitoso.

Hay que experimentar y transformar todas las suposiciones e hipótesis en hechos demostrables gracias a las interacciones con los consumidores y el continuo estudio tanto de estos como de los productos y el mercado. El Lean Startup plantea la necesidad de lanzar prototipos, productos y pruebas con el fin de comprobar dichas hipótesis de cara a traducirlas en algo que poco a poco vaya dando forma a lo que se plantea implantar en el futuro.

El gasto se reduce en las fases de experimentación; pero, una vez estas concluyen, comienza a aumentarse la inversión dado que el aprendizaje ya ha concluido. A partir de ese punto, se persigue la financiación y, además, se augura un gran índice de éxito, ya que todo el estudio previo demuestra la viabilidad de la propuesta o propuestas que se han construido a base de analizar.

Para qué sirve el Lean Startup

El Lean Startup sirve para evitar el fracaso de una compañía a la hora de lanzar un producto de cualquier tipo. Es también una forma segura de probar y experimentar con diferentes formas y modelos hasta dar con la clave, con aquello que realmente pueda impactar en el público y conseguir el éxito que tanto se desea para mejorar los beneficios de una marca.

Sirve, además, para reducir el coste en las fases más experimentales y reducir también los riesgos en las últimas y previas al lanzamiento. Conlleva al ahorro y al buen desarrollo comercial.

Ejemplos de Lean Startup

Como ejemplo de Lean Startup vamos a pensar en el caso de NeoAttack y nuestro servicio de SEO. Uno de los puntos más importantes en este terreno es el posicionamiento SEO, y para ello hay que conocer cuáles son las pautas que marca el algoritmo de Google y compañía. Esto es algo que requiere de una constante experimentación y puesta a prueba para convertir las hipótesis en hechos reales con los que poder actuar con cierta justificación a la hora de plantear los contenidos con los que posicionar, o lo que es lo mismo, seguir la metodología del Lean Startup.

Más información sobre el Lean Startup

Si quieres leer más sobre el Lean Startup, echa un vistazo a los contenidos que vamos a enlazar a continuación: