MENUMENU

Packaging

Concepto de Packaging

¿Qué es el Packaging?

El Packaging es un anglicismo adoptado en nuestro idioma, sobre todo en el campo del marketing, para hablar del embalaje, del envase o paquete en el que se introduce un producto a la hora de ser comercializado. Es esa caja, ese conjunto de materiales con el que se protege y se precinta algo a la hora de ser entregado al consumidor o colocado en un comercio.

Aunque parezca que no tiene más que eso, este elemento es bastante importante para cualquier compañía. A través de él, debe mostrar consistencia manteniendo su identidad corporativa, del mismo modo que debe buscar el diseño más óptimo para calar en el tipo de consumidor al que va destinado dicho producto. El packaging debe estar ideado teniendo en mente tanto el producto como el target al que va destinado, manteniendo siempre la coherencia dentro de las líneas de diseño de la marca responsable.

Su correcto planteamiento es algo que recae sobre los hombros de los diseñadores y del equipo de marketing, dado que también debe ser llamativo y sugerente para el comprador. El estilo con el que se realiza debe cumplir una serie de normas de seguridad y, al mismo tiempo, ser capaz de captar la atención para asegurar su compra. Debe moverse con un delicado equilibrio entre lo funcional y lo estético.

Para qué sirve el Packaging

El Packaging sirve sobre todo para que el producto a vender esté protegido de agentes externos antes de ser utilizado. En ocasiones es, además, la única forma de almacenar dicho producto sin que traiga complicaciones a los consumidores (como puede pasar en el caso de fluidos). Para las empresas es algo que ayuda a reforzar la presencia de su marca, como también a mejorar el índice de ventas.

Un buen packaging marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Atrae a los consumidores, promociona el producto y además muestra el carácter distintivo de la empresa en cuestión frente al resto de la competencia, de ahí que su buen diseño sea crucial. Bien aprovechado, puede aumentar considerablemente las ventas de uno o varios líneas de producto. Además de ser perfectamente reconocible.

Ejemplos de Packaging

Dado lo que es, encontrar ejemplos de Packaging es sumamente sencillo. Tan solo hay que dirigirse a cualquier comercio para ver infinidad de productos envasados y, por tanto, observar el envoltorio que tienen.

A pesar de esto, vamos a facilitar varios casos que ejemplifican bastante este término. Verás algunos que son realmente sencillos y llamativos a continuación: 35 ejemplos de packaging increíbles.

Más información del Packaging

Si necesitas más información del Packaging, puedes ampliar con los contenidos que vamos a enlazar más abajo. A través de estos posts puedes aprender más sobre el concepto explicado, así como ver su influencia en otros campos relacionados con la imagen de una empresa. Esperamos que te resulten de utilidad.