¿Cuál es el tipo de Inbound Marketing ideal para tu negocio?

¿Cuál es el tipo de Inbound Marketing ideal para tu negocio?

¿Qué es Inbound Marketing? ¿Sabes cuál es el tipo de Inbound Marketing ideal para tu negocio? El Marketing digital está pleno en auge, es el gran aliado de todas las marcas a la hora de destacar y tener más visibilidad online. Para eso, una de las estrategias más empleadas es la del Inbound Marketing, que consiste en atraer clientes de manera no intrusiva. En este post, vamos a hablar sobre las técnicas de Inbound Marketing que más éxito tienen y cuándo se deben emplear.

¿Qué es el Inbound Marketing?

Se denomina Inbound Marketing a un conjunto de técnicas de publicidad y Marketing digital cuya principal finalidad es hacer que el usuario se sienta atraído por la marca. Su finalidad es que el cliente encuentra a la marca y no viceversa.

Consiste, sobre todo, en lo que se conoce como Marketing de contenidos. Es decir, las marcas crean contenidos de valor y relevantes, que luego se publican en los diferentes canales que utilizan para interactuar con sus clientes (redes sociales, blog, YouTube, etc.).

La finalidad de esto es que el usuario encuentre esa empresa cuando esté buscando contenidos como los que han publicado. Si entra en el canal de la marca, encontrará más contenidos relacionados con esa temática que tienen como objetivo atraerlo.

A partir de ahí, empieza una relación entre la marca (que ofrece contenidos) y el usuario (que consume esos contenidos). Todo este proceso guía al usuario hacia un fin, que es comprar un producto sin ser presionado.

Inbound marketing

Fases de Inbound Marketing

Antes de hablar sobre los tipos de Inbound Marketing, vamos a hacer un repaso de las fases del Inbound Marketing, que serán fundamentales para entender bien los tipos que existen.

  1. Atraer

El primer paso de esta estrategia es generar un tráfico de calidad, es decir, de usuarios interesados por tus contenidos. Esto se puede conseguir de diversas formas, por ejemplo, a través de técnicas de SEO. Consiste básicamente en un buen posicionamiento en los motores de búsqueda de forma orgánica.

  1. Interactuar

En esta fase lo que se persigue es captar y generar leads; es decir, que las visitas en tu web generadas en la primera fase se acaben registrando y aportando sus datos; especialmente el e-mail. Esto se puede conseguir a través de formularios o creando contenidos descargables que despierten el interés del visitante. La fase de conversión busca por tanto captar y generar leads para que las visitas empiecen a formar parte de registros de nuestra base de datos.

  1. Automatizar

Para esta fase, es ideal que tengas al día la base de datos con los correos electrónicos de usuarios que visitaron tu web y terminaron registrándose y aportando sus datos. Es muy importante que cuentes con el permiso de esas personas para enviarles correos electrónicos.

Cuando tengas una base de datos lista, empezarás a automatizar y distribuir los contenidos en base al interés de los usuarios. Este proceso se conoce como email Marketing y es muy utilizado actualmente. Puedes automatizarlo mediante herramientas como Mailchimp o ActiveCampaign.

En relación con las publicaciones en redes sociales, blog y otras plataformas, también se pueden automatizar. Puedes dejarlas preparadas e indicar qué día y qué hora quieres publicar. Uno de los objetivos de todas estas publicaciones, debe ser la interacción del usuario, consiguiendo generar contenido de usuario.

  1. Vender

En esta fase es donde finalmente convertimos esos leads de la fase dos en ventas de nuestros productos o servicios. Como en el resto de los procesos, hay que evitar ser agresivos y seguir utilizando el contenido a nuestro favor; aportando toda la información que el cliente necesite para cerrar la venta.

  1. Fidelizar en Inbound Marketing

Los diferentes tipos de Inbound Marketing no se centran únicamente en vender, sino también en fidelizar a los clientes. Es en esta fase cuando debemos poner todo nuestro empeño para conservar al cliente y hacer que vuelva a comprar nuestros productos y servicios.

Podemos enviarle ofertas e información personalizada, para mantener su atención sobre nuestra marca. De esta forma, cuidaremos la relación con los clientes que ya están fidelizados.

  1. Analizar

Es el último paso de nuestra estrategia de Inbound Marketing. Es un paso fundamental, se trata de analizar todo el progreso que hemos conseguido con la estrategia que aplicamos.

Si tenemos buenos resultados, debemos pensar en cómo aumentar el alcance de nuestros esfuerzos. Por el contrario, si los resultados que hemos logrado no son los que esperábamos, tendremos que replantear nuestros esfuerzos, modificar algunas partes o, incluso, cambiar de estrategia.

Tipos de Inbound Marketing

Ahora que ya entendemos cuáles son las fases, vamos a hablar sobre los cuatro principales tipos de Inbound Marketing.

Inbound Marketing de Atracción

Hace referencia a la primera fase, «atraer». Es un tipo de Inbound Marketing ideal para tu negocio si tu objetivo es aumentar la visibilidad de tu blog o página web.

Este tipo de Inbound marketing marca la diferencia entre aquellos que destacan en los medios digitales y los que no. Consiste, básicamente, en una buena estrategia de contenidos. Estos contenidos deben ser relevantes y estar enfocados a la buyer persona de la marca.

Planificación-de-contenidos

El Inbound Marketing ya ha demostrado que es muy eficaz para ganar visibilidad en los medios digitales, pero si no sabemos hacia dónde queremos ir y cómo hacer para llegar, nunca conseguiremos buenos resultados. Por eso, es necesario seguir una estrategia de contenidos para generar tráfico orgánico de calidad. Una forma de crear una buena estrategia es la siguiente:

Definir el canal de divulgación

El primer paso de nuestra estrategia será la creación del canal por el que divulgaremos los contenidos. El más común es la propia web de tu negocio o el blog; aunque actualmente las redes sociales facilitan muchísimo la divulgación de las marcas.

Definir nuestra buyer persona

Debemos conocer bien al usuario para poder llegar hasta él. Eso se consigue creando un perfil detallado del cliente ideal, que debe incluir datos personales, profesionales, sociodemográficos, así como comportamiento y hábitos de esa persona. A través de ese perfil, conseguimos una imagen real de nuestros compradores.

Buscar palabras clave

Las keywords o palabras clave sirven para posicionar el contenido en los buscadores. Aplicar las palabras clave más empleadas en tu nicho te ayudará a hacer que los usuarios adecuados visiten tu publicación. La forma de elegir bien las palabras claves es estudiar cuáles son las más fuertes en nuestro nicho y cómo posicionarlas bien en la web para que Google y el resto de buscadores las detecten.

Definir una estrategia de Marketing de contenidos

La frase por excelencia en Inbound Marketing es «El contenido es el rey». Esta frase se utiliza para decir que los usuarios buscan información relevante y de valor, por lo tanto, se irá si no la encuentra.

Como el Inbound Marketing está totalmente volcado al usuario, es necesario poner en práctica la mejor estrategia de contenido posible. Solo así conseguiremos satisfacer las necesidades de información del cliente.

Los canales más empleados para difundir contenidos son los blogs, las redes sociales, YouTube y más recientemente, los podcasts.

El Marketing de contenidos, además de atraer tráfico de calidad, te ayudará a posicionarte como una autoridad en tu sector.

  1. Optimizar los contenidos para SEO

Viene del inglés Search Engine Optimization y se trata de una técnica para conseguir visibilidad en los motores de búsqueda de forma orgánica. Con «orgánica», lo que queremos decir es que no es necesario pagar. Por ejemplo, cuando entras en Google, algunos de los primeros resultados suelen ser anuncios.

Este posicionamiento no se consigue a través del SEO, sino del SEM (Search Engine Marketing), que consiste en campañas de pago, también llamadas Pay Per Click (PPC).

Cualquiera de los tipos de Inbound Marketing tiene de ir de la mano con una buena estrategia de posicionamiento SEO. La estrategia de SEO incluye una buena selección de palabras clave y una optimización de la página web.

La forma de elegir bien las palabras claves es estudiar cuáles son las más fuertes en nuestro nicho y cómo posicionarlas bien en la web para que Google la detecte.El SEO también incluye URL amigables, es decir, una estrategia de linkbuilding. Los enlaces deben ser sencillos y contener las palabras clave por las que queremos posicionar.

Por último, el contenido que publicamos tienes que estar bien organizado y optimizado. El título debe ser atractivo y contener nuestras palabras clave. La estructura del texto debe estar dividida en encabezados y viñetas, debidamente destacados.

Si se realiza este tipo de Inbound Marketing de forma efectiva, los resultados se verán reflejados en las visitas que recibirá tu blog o página web.

  1. Inbound Marketing de Automatización

La automatización es uno de los tipos más beneficiosos de Inbound Marketing. Imagínate por un segundo poner en modo automático todas aquellas tareas repetitivas, que te hacen perder mucho tiempo. Pues, en tu estrategia de contenidos esto es posible gracias a la automatización.

Existen herramientas digitales que te permiten programar cuándo quieres publicar y lo hacen por ti. El tiempo que ahorrarás, podrás dedicarlo a tareas más productivas.Es muy habitual utilizar las estrategias de automatización para captación de datos, para aumentar la base de datos de la empresa.

Una de las técnicas de automatización para captación de datos que más éxito sigue teniendo actualmente es el email Marketing. Consiste en enviar correos electrónicos masivos a los usuarios registrados en una base de datos. Es muy importante subrayar que no se debe enviar correos electrónicos a nadie sin contar con su aprobación previa. Para conseguir esa aprobación, lo que hacemos es combinar el email Marketing con una buena estrategia de contenidos.

Primero, creamos un contenido de valor gratuito, que puede ser un ebook o newsletter, un vídeo, un curso o una guía. Divulgamos ese contenido y, para que los usuarios interesados tengan acceso, deberán suscribirse en nuestra lista de email Marketing. Así, dan su aprobación para que contactemos con ellos por correo electrónico.

Otras formas de captación de datos son los formularios. Se emplean para que el usuario se registre en la web y reciba notificaciones cada vez que se publica un nuevo contenido.

  1. Inbound Marketing de Fidelización

Se corresponde con la fase de fidelización del Inbound Marketing. Es muy importante mantener la relación con el cliente después de que haya realizado la compra. Aquí es donde entra este tipo de Inbound.

El objetivo de la fidelización es evitar la fuga de clientes. Piénsalo bien, no es muy rentable hacer un gran esfuerzo (atracción, conversión y automatización) para que el usuario adquiera un producto tuyo y luego perderlo como cliente.Lo que buscan todas las marcas es que los usuarios se acuerden de ellas y vuelvan a comprar más veces. Para eso, es necesario mantener al consumidor satisfecho mediante un buen servicio de atención al cliente.

Aquí también debemos tener un especial cuidado con aquellos usuarios que se registraron en nuestra web, no hicieron ninguna compra todavía, pero siguen todos los contenidos que publicamos.En cualquier momento, se pueden convertir en clientes. Mediante la fidelización, se mantiene el contacto con esos usuarios para que, cuando necesiten tus servicios, recurran a ti.

  1. Inbound Marketing completo

En algunos casos, las marcas quieren llevar a cabo una estrategia completa, que combine todas las fases del Inbound Marketing (atraer, convertir, vender, automatizar, fidelizar y analizar).

Aquí es muy útil la estrategia del embudo de conversión (funnel), que acompaña el usuario durante todo el ciclo de compra. Antes de convertirse en cliente, el usuario pasa por distintas etapas desde el momento que entra en tu web por primera vez hasta que realiza la primera compra.

Estrategia de contenido

Se denomina embudo porque al principio del ciclo la cantidad de usuarios es más grande que al final. Es decir, de todas las personas que entran en la página web de una marca, solo una pequeña parte llegará hasta el final y realizará la compra.

Algunos se irán sin ni siquiera haber visto los productos, otros no añadirán nada al carrito y algunos sin irán después de haber elegido productos, pero sin realizar la compra.

La finalidad del embudo de conversión es hacer que el mayor número posible de usuarios se conviertan en clientes. Por eso, guían a los visitantes de la web durante todas las fases del Inbound Marketing.

El funnel también sirve para que la empresa analice la estrategia que está llevando a cabo y vea en qué fases se pierden más clientes. De esa forma, es posible detectar los puntos débiles de nuestra estrategia y mejorar las técnicas que empleamos.

Esta etapa de análisis se puede realizar con la ayuda de herramientas como Google Analytics, que permite evaluar detalladamente los resultados del embudo de conversión.

Las llamadas a la acción o“call to action”, también son un muy potentes. Se utilizan para hacer que el lector realice una determinada acción. Por ejemplo, «suscríbete a nuestra newsletter». Si se emplean bien en las fases del Inbound Marketing, se consigue que el usuario llegue hasta el final del funnel.

Por último, también es recomendable incluir una página de preguntas frecuentes. Puede ser que el lector tenga dudas y se vaya si no encuentra una respuesta a sus preguntas.

Conclusión sobre Inbound Marketing

Hemos llegado al fin de nuestra pequeña guía. Esperamos que esta información haya sido útil para adentrarte en el mundo del Inbound Marketing. Hemos visto cuáles son los tipos de Inbound más exitosos y cuándo se deben emplear. Esperamos que te haya gustado. Déjanos un comentario con tu opinión, ¡queremos leerte!