Levantarse a las 5 am: por qué deberías considerarlo

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram
Share on facebook
levantarse a las 5 am

Todos conocemos el dicho de “A quien madruga, Dios le ayuda”, ¿pero son solo palabras o levantarse pronto es la clave para alcanzar nuestros objetivos? 

Grandes mentes como Tim Cook (actual director ejecutivo de Apple), Haruki Murakami (escritor de gran renombre japonés) o Anna Wintour (editora de Vogue) empiezan su día a la intimidante hora de las 5 de la mañana, y afirman que esto les ha ayudado a lograr aumentar su productividad y calidad de vida (aunque leyéndolo de primeras parezca un poco inverosímil). 

Sin embargo, entiendo que despertarse a esas horas de la mañana no sea lo más atractivo del universo, y que necesitaríamos un buen motivo para hacerlo. 

Así que hoy vamos a revisar todas las razones que empujan a las personas más exitosas del mundo a hacerlo, y además vamos a ponerlo a prueba, ya que te contaré mi propia experiencia siguiendo sus pasos. 

Y sin más dilación, ¡empezamos! 

El club de las 5 de la mañana, ¿qué es?

el club de las 5 de la mañana

Probablemente conozcas el éxito en ventas “El monje que vendió su Ferrari” de Robin Sharma. Este ha marcado todo un antes y un después en cuanto a la literatura sobre el desarrollo personal y se ha convertido en lectura obligatoria para más de una persona – de hecho, yo lo tengo añadido en mi lista de libros pendientes, ¡a ver qué tal! 

Tras la gran acogida de su primer libro, Robin Sharma sacó su nuevo libro “El club de las 5 de la mañana” en 2018. Y así es como todo empezó. 

En él, a modo de novela, se explican los beneficios de aprovechar las mañanas para obtener resultados extraordinarios, el método a seguir para conseguirlo y la mejor forma de despertarnos con ganas. Todo esto lo resumiré más en adelante. 

Sin embargo, no es la primera persona que admite que madrugar es mejor para aumentar la productividad y creatividad. En su libro “Lecciones de liderazgo creativo”, Robert Igerm (CEO de Disney) afirma lo útil y reconfortante que es para él madrugar para sacar ventaja al resto del mundo y encontrar un momento de tranquilidad. 

Otro ejemplo es el de Haruki Murakami, el cual ya he mencionado anteriormente. En “De qué hablo cuando hablo de escribir” nos habla de la lucha por la inspiración y cuáles son sus rituales de escritura. 

Ahí nos confiesa que se levanta a las 4 de la mañana, trabaja 6 horas y después sale a correr o nadar. 

A estas alturas estarás pensando: “todas estas personas están locas, ¿cómo dormir menos va a hacer que trabaje más y mejor?” Bueno, primero vamos a ver el método que nos propone Sharma para conseguirlo, y luego veremos los motivos por los que deberías intentarlo. 

Esto es lo que deberías hacer cuando te despiertes a las 5 de la mañana

Según Robin Sharma, los primeros 60 minutos del día determinan cómo enfocarás el resto de la jornada, así que tenemos que hacerlo muy bien y dedicarles la atención que merecen. Para ello, vamos a seguir la Ley del 20-20-20: 

  • 20 minutos de ejercicio intenso: activas tu cuerpo y segregas endorfinas para comenzar el día de la mejor forma posible. Sharma recomienda sobre todo aquel ejercicio que nos haga sudar y que sea de una considerable intensidad. Sin embargo, puedes adaptarlo a lo que más te guste y que mejor te haga sentir. A mí, por ejemplo, me gusta mucho hacer HIIT o zumba, pero también puedes hacer yoga, pilates o salir a correr.  
  • 20 minutos de planificación: este es el momento en el que vas a organizar tu día. Los objetivos que vas a cumplir, las tareas que realizar y todo lo que necesites para sacar el máximo partido de la jornada. 
  • 20 minutos de crecimiento personal: estos 20 minutos son tuyos para aprender y para formarte. Eso es, con solo 20 minutos ya es más que suficiente. Aquí puedes escuchar un podcast que te guste mucho, leer, ponerte con algún curso que estés haciendo o escribir en un diario lo que has aprendido el día anterior. 
>  Si no estás en internet estás muerto

Si lo dividimos en pequeños bloques, no da tanto miedo, ¿verdad? Hasta parece factible y atractivo. 

Puedes optar por seguir estas indicaciones y probar el método estricto de “El club de las 5 de la mañana”, pero también puedes crear la rutina que mejor se ajuste a tus necesidades y que mejor te haga sentir. 

despertarse pronto

Eso sí, hay un patrón que se repite siempre, y que es con el que más resultados vas a obtener: realizar ejercicio, planificar y reflexionar. Ya sea en 20 o en 10 minutos, no debes descuidar estos tres pilares para desatar tu creatividad y productividad durante el resto del día. 

Beneficios de despertarse a las 5 de la mañana 

Ahora que poco a poco lo de madrugar se va transformando en algo más tangible, vamos a revisar cuáles son los supuestos beneficios que esto nos va a aportar y cuáles son los motivos que empujan a las personas más exitosas del mundo a hacerlo. 

  • Dormir mejor: al empezar el día tan pronto, para cuando llega el momento de irse a dormir estamos tan cansados que no nos cuesta conciliar el sueño y nos dormimos a los pocos minutos. 
  • Concentración: al no haber nadie despierto, esto es un momento para ti, lejos de las distracciones de los dispositivos digitales, el correo y las redes sociales. De esta forma, ejercitas la concentración y empiezas el día con buen pie para continuar con esa sistemática el resto del tiempo. 
  • Incentivar la creatividad: esto es un hecho, la creatividad hay que trabajarla. Dedicando 20 minutos al día a buscar inspiración, leer más sobre el tema o hacer brainstorming para tus proyectos te dará una fluidez de pensamiento mayor. 
  • Sacarle ventaja al resto del mundo: si te despiertas 2 horas antes que el resto del mundo, piensa que en una semana habrás ganado hasta 20 horas más a todos los demás (si solo madrugas entre semana). Imagina todo lo que aprenderás, construirás y conseguirás con un total de 80 horas más que el resto al mes.  
  • Dedicarte tiempo: como a las 5 de la mañana no hay nadie que te pueda distraer como ocurre por la tarde, con series de televisión, salir con los amigos, etc., tendrás tiempo para dedicarte a las cosas que siempre habías querido, pero para las cuales nunca encontrabas tiempo. 
  • Disminución del estrés: tendrás tiempo de sobra por las mañanas para organizar tu día y resolver los conflictos que se te presentes. Sentirás que lo tienes todo más controlado y verás como la preocupación constante provocada por el estrés va desapareciendo. 
>  ¡Consigue hasta 1 MILLÓN de euros con tu academia de formación!

Cómo empezar (tanto para personas mañaneras como trasnochadoras)

como despertarse antes

Si has continuado leyendo hasta aquí, es porque ya lo estás considerando. No obstante, sé lo difícil que es madrugar, más todavía si eres de las personas cuyas horas de productividad máxima son por la noche. 

En primer lugar, tienes que saber que nuestro cerebro tiene una gran plasticidad, lo cual nos permite adaptarlo y ajustarlo a una situación a través de determinados estímulos. No hay excusa, la ciencia lo dice: puedes volverte una persona madrugadora si te lo propones, tu cerebro es capaz de hacerlo. O al menos así lo demostró el trabajo de Eric Kandel, ganador del Premio Nobel. 

Así que, es hora de que pongas la alarma y te prepares. Desde luego los primeros días te resultarán complicados y sentirás mucho cansancio, pero no debes desistir. Piensa que los hábitos se construyen y que con el tiempo tu cuerpo se adaptará a ello y cada vez te sentirás con mayor energía y te costará menos levantarte. 

Puedes empezar levantándote una hora antes de lo normal, e ir acostumbrando a tu cerebro a despertarse antes. Poco a poco puedes poner la alarma 15 minutos antes cada vez e ir cambiando gradualmente. 

A otras personas, por otro lado, puede que les funcione mejor ir directamente a por ello y despertarse a las 5 de la mañana todos los días, sin un proceso de adaptación. 

Piensa qué es lo que mejor se ajusta a ti y ¡a por ello! 

Mi experiencia madrugando todos los días 

Aquí voy a ser sincera. Todavía no he logrado despertarme a las 5 de la mañana y entrar en el famoso club de Robin Sharma, a pesar de que lleve dos meses con este objetivo propuesto. 

Sin embargo, sí que he logrado despertarme a las 6, y sí que he aplicado, adaptándolo a mi situación, los consejos que he ido sacando de las personas a las que admiro y que también lo hacen. 

Debo decirte que gracias a esto ha cambiado radicalmente mi forma de enfocar mi trabajo, mis hobbies y, en general, lo que estoy haciendo. Estoy de mejor humor todos los días, siento que llego antes a mis propósitos y, por lo tanto, he crecido una barbaridad. 

No solo he potenciado mi creatividad (ahora mismo soy una fuente por la que no paran de fluir las ideas), sino que además puedo dedicarme el tiempo a mí misma que tanto buscaba a lo largo del día, y puedo trabajar en mis proyectos personales. 

Para ello, me despertaba a las 6 de la mañana, hacía 30 minutos de ejercicio y después leía 15 minutos, para terminar con otros 15 minutos escribiendo en mi diario. La planificación la suelo hacer semanal, así que no le dedicaba tanto tiempo, pero aun así mi productividad ha aumentado.

Te animo a que pruebes por tu cuenta y qué veas qué tal te va. Tienes mucho que ganar y muy poco que perder. 

No te olvides de seguir visitando nuestra sección de noticias para estar al tanto de las últimas novedades y seguir aprendiendo. Si te apasiona el Marketing Digital y también las técnicas de desarrollo personal, ¡no te vayas sin apuntarte a nuestra newsletter! Tendrás contenidos exclusivos gratuitos directamente en tu buzón de entrada. 

Suscríbete a nuestra newsletter

Sé el primero en conocer las últimas novedades de marketing.

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram
Share on facebook

Estos posts también podrían interesarte…