logo Agencia NeoAttack

Buenas prácticas al realizar una videoconferencia con clientes

buenas practicas al realizar una videoconferenica
buenas practicas al realizar una videoconferenica

A día de hoy, las videollamadas son cada vez más habituales, incluso existen empresas que llevan a cabo todas sus reuniones de forma remota y sus oficinas son coworking. 

Es por eso que tenemos que saber exactamente cuales son las buenas prácticas para las videoconferencias y de esta manera destacar en cualquier tipo de reunión, ya sea con cliente o con tu equipo. 

Principalmente, en este artículo vamos a analizar cómo mejorar una videoconferencia, cuáles son los trucos más destacados y sobre todo cuales son las prácticas más importantes para poder enganchar a tus clientes. Es vital conocer bien todos estos conceptos, ya que gracias a ellos tus videoconferencias serán mejores que las de tu competencia, conseguirás un valor diferencial y más cercanía. 

¿Por qué es importante seguir unas buenas prácticas en las videoconferencias?

Las videoconferencias se han convertido en una herramienta fundamental en el mundo empresarial actual. La capacidad de comunicarse de forma remota y en tiempo real ha cambiado la forma en que las empresas se relacionan con sus clientes, socios y empleados. Para aprovechar al máximo esta tecnología, es importante seguir unas buenas prácticas en las videoconferencias. A continuación, te vamos a explicar las razones por las cuales estas costumbres son importantes y cómo contribuyen al éxito empresarial.

Aumentar tus ventas

En primer lugar, seguir buenas prácticas en las videoconferencias puede aumentar las ventas de una empresa. Al realizar presentaciones o demostraciones de productos a través de videoconferencias, se elimina la barrera de la distancia geográfica y se llega a un público más amplio.

Esto significa que se pueden cerrar acuerdos con clientes potenciales que, de otra manera, serían difíciles de alcanzar. Además, una videoconferencia bien organizada y profesional crea una impresión positiva en los clientes, lo que aumenta las posibilidades de que realicen una compra.

Generar confianza

Otro aspecto importante es la generación de confianza con el cliente. Las videoconferencias permiten una comunicación cara a cara, aunque sea virtualmente, lo que crea un ambiente más personal y cercano. Al establecer una conexión visual y verbal directa, se puede construir una relación de confianza más sólida con el cliente.

Además, al seguir buenas prácticas, como mantener una apariencia profesional, ser puntual y mostrar un dominio del tema, se proyecta una imagen de seriedad y competencia, lo cual refuerza la confianza del cliente en la empresa.

Minimizar pérdidas de tiempo

La eficiencia y la productividad también se ven beneficiadas por las buenas prácticas en las videoconferencias. Al organizar reuniones virtuales de manera efectiva, se minimiza el tiempo de desplazamiento y se optimiza el tiempo de trabajo.

Además, se pueden compartir fácilmente documentos, presentaciones y otros recursos visuales durante la videoconferencia, lo que permite una colaboración más fluida y dinámica entre los participantes. Esto se traduce en una toma de decisiones más rápida, un aumento de la productividad y una reducción de los costos operativos.

Mejorar la reputación de tu negocio

Por último, seguir buenas prácticas en las videoconferencias también tiene un impacto positivo en la imagen y reputación de la empresa. Una videoconferencia bien organizada y ejecutada transmite profesionalismo y compromiso con la calidad.

Los clientes y socios comerciales percibirán a la empresa como innovadora, moderna y dispuesta a adaptarse a las nuevas tecnologías. Esto contribuye a una imagen positiva de la marca y puede ser un factor determinante en la elección de un proveedor o socio comercial.

5 consejos para tus videoconferencias que debes comenzar a aplicar

5 consejos para tus videoconferencias

Formar a tu plantilla para que adquiera buenas prácticas al realizar una videoconferencia con clientes te ayudará a dar un paso al frente que pronto acabarás notando en los resultados logrados. Aquí te dejamos 5 consejos que consideramos esenciales:

Prepara y prueba tu equipo

Antes de comenzar cualquier videoconferencia, asegúrate de tener el equipo adecuado y funcionando correctamente. Verifica tu cámara web, micrófono y altavoces, así como la calidad de tu conexión a internet. Realiza pruebas previas para evitar cualquier contratiempo técnico durante la reunión y asegurarse de que puedes ver y escuchar a los demás participantes de manera clara.

Elige un entorno adecuado

El entorno en el que te encuentres durante la videoconferencia es importante. Busca un lugar tranquilo, bien iluminado y con un fondo ordenado y profesional. Evita situaciones ruidosas o distracciones visuales que puedan afectar la atención de los participantes. Además, asegúrate de que tu cámara enfoque adecuadamente y muestre tu rostro en un ángulo favorable.

Vístete y muestra profesionalidad

Aunque estés en tu propia oficina o casa, es esencial vestirte de manera adecuada y profesional para las videoconferencias. La apariencia personal influye en la percepción que los demás tienen de ti y de tu empresa. Vístete de acuerdo con la ocasión y asegúrate de transmitir una imagen cuidada y respetable. Esto ayuda a generar confianza y credibilidad con los participantes.

Mantén la atención y participa activamente

Entre estas buenas prácticas para las videoconferencias debemos destacar que es importante mantener la atención y participar activamente. Evita distracciones como revisar el correo electrónico o utilizar el teléfono móvil. Escucha atentamente a los demás participantes y demuestra interés mediante gestos y expresiones faciales. Respeta los turnos para hablar, sigue el orden del día y evita interrumpir a los demás.

Utiliza recursos visuales y colabora eficientemente

Aprovecha al máximo las herramientas visuales durante la videoconferencia. Comparte presentaciones, documentos o pizarras virtuales para facilitar la comprensión y colaboración. Utiliza la función de pantalla compartida para mostrar a los demás participantes lo que estás viendo en tu pantalla. Además, establece tiempos para preguntas y debates, alentando la participación activa de todos los asistentes.

¿Cómo mejorar una videoconferencia?

Al realizar una videoconferencia para presentar una propuesta comercial o un informe, es posible enfrentarse a algunos problemas comunes que pueden afectar la efectividad de la comunicación.

Conexión de Internet estable

Una conexión a Internet inestable puede generar interrupciones en la videoconferencia, afectando a la calidad del audio y el video, y dificultando la comprensión de la presentación.

Captar la atención y el interés de los participantes

Es común que los participantes se distraigan o pierdan interés durante una videoconferencia larga o poco dinámica. Para superar este problema, puedes utilizar recursos visuales atractivos, fomenta la participación activa y mantener un ritmo dinámico en el habla.

Claridad en la comunicación

Es importante asegurarse de que la información se transmita de manera clara y efectiva durante una videoconferencia. Para abordar este problema, puedes utilizar ejemplos concretos y datos relevantes, animar a los participantes a hacer preguntas o a interactuar, o proporcionar materiales de apoyo visuales.

¿Qué hacer antes de iniciar una videoconferencia?

que hacer antes de iniciar una videoconferencia

Antes de iniciar una videollamada, es importante realizar algunas acciones previas que te ayuden a tener una visión más clara y prepararte adecuadamente para la reunión. Estos son los últimos trucos y buenas prácticas para las videoconferencias que te queremos recomendar:

Revisa el LinkedIn de la persona con la que te vas a reunir

Antes de la videoconferencia, es útil revisar el perfil de LinkedIn de la persona con la que te vas a reunir. Obtendrás información valiosa sobre su experiencia laboral, habilidades y posibles conexiones en común, y esto te ayudará a establecer puntos de conversación relevantes y demostrar interés en su trayectoria profesional. También puedes buscar temas de interés mutuo que puedan generar un vínculo más sólido durante la reunión.

Analiza la página web del negocio a fondo

Antes de la videoconferencia, dedica tiempo a explorar la página web del negocio con el que te reunirás. Examina los productos o servicios que ofrecen, su misión y valores, así como su estructura organizativa. Esto te permitirá comprender mejor la empresa y su contexto, lo que te ayudará a formular preguntas pertinentes durante la reunión. Además, muestra al cliente que ha hecho su tarea y que le importa su negocio.

Analizar la trayectoria del cliente en el mercado

Por último, te recomendamos investigar la trayectoria del cliente en el mercado antes de la videoconferencia. Investiga su historia, logros destacados y cualquier otro dato relevante. Esto te dará una idea de su posición en el mercado y cómo tu servicio podría ser beneficioso para ellos.

Además, podrás identificar posibles desafíos o áreas de oportunidad que podrían surgir durante la reunión. Esto te permitirá adaptar tu enfoque y presentación de manera más efectiva.

Si ya tienes las ideas más claras, es hora de aplicar estas buenas prácticas para las videoconferencias y comenzar a ver resultados.

Suscríbete a nuestra newsletter

Sé el primero en conocer las últimas novedades de marketing

¿Quieres ser mejor que tu competencia?

Otros post que podrían interesarte

Contacto

Si quieres saber cómo trabajamos o quieres más información sobre el método CMI, mandános un email o llama al teléfono de abajo.