¿Cómo hacer un Manual Corporativo y qué elementos incluir?

454 Views
Tutoriales
como-hacer-un-manual-corporativo

¿Sabías que el 80% de las empresas de nueva creación fracasan antes de sus 5 años de vida, principalmente porque sólo el 20% invierten en construir una imagen que les diferencie y posicione en el mercado? Por eso necesitas un Manual Corporativo.

¿Sorprendido, verdad? Así de primordial es trabajar la imagen de nuestra empresa, sea del tamaño que sea. Y no, no basta con tener un logotipo pixelado impreso en una tarjeta a una sola cara porque “salía más barato” y total es un “simple trozo de papel”.

Por eso hoy os voy a contar cómo hacer un Manual de Identidad Visual Corporativo y porqué es tan importante para ayudarnos a cuidar tanto nuestra identidad corporativa, como la imagen que transmitimos de nuestra empresa a los diferentes públicos.

¿Qué es un Manual de Identidad Visual Corporativo?

Un Manual Corporativo es un documento que recoge todas las normas de uso para la aplicación gráfica de tu marca. Es decir, recoger toda la identidad visual de la empresa.

Es una guía completa que detalla cómo es el logotipo de nuestra marca y cómo deben aplicarse los distintos elementos gráficos que la conforman, en los distintos soportes, tanto impresos como digitales, para garantizar la coherencia comunicativa y visual.

Cualquier empresa, con independencia de su tamaño, necesita crear piezas de comunicación de forma bastante habitual, ya sea para un simple folleto, imágenes para Instagram o un anuncio de publicidad.

Todo esto implica plasmar visualmente tu marca en cada pieza y gracias al manual de marca podrás facilitarle toda la información necesaria al respecto, al diseñador o a la agencia que contrates, para poder desarrollar dichas creatividades.

Así que por un lado, el manual corporativo te permite recopilar de una sola vez todos los códigos de color, nombre de las tipografías y estilos gráficos en general, para que cualquiera tenga acceso a ello, en cualquier momento y de forma inmediata.

Y por otro lado, también es habitual que en el proceso de creación de tu marca, trabajes con varios diseñadores, o que una persona diseñe la parte gráfica como el logotipo, y otra persona la parte digital como la web.

Por lo que un manual de identidad corporativo garantiza que todos los profesionales implicados utilicen la misma información y los mismos criterios visuales para realizar los diseños que necesites.

Las grandes empresas, como es lógico, elaboran manuales muy extensos, incluso de cientos de páginas, ya que deben aplicar su identidad visual en una gran cantidad de piezas, más allá de las básicas, tales como anuncios en televisión o prensa, vallas publicitarias, packaging, uniformes, en la decoración de las tiendas…

La extensión del manual, variará en función del tipo de empresa y el tipo de comunicaciones que desarrollará. Aunque lo normal es empezar por las cosas básicas, e ir ampliando y actualizando nuestro documento a medida que crece nuestro negocio.

¿Qué elementos debes incluir en el Manual Corporativo?

Plataforma de la marca

Lo primero en nuestro Manual Corporativo de Identidad es incluir a modo de introducción un pequeño resumen de qué es la marca, los valores corporativos, la personalidad de la empresa, la promesa, las características que la definen, cómo vemos y entendemos nuestro negocio.

El logotipo y sus variantes

En segundo lugar, incluiríamos el logotipo. Si está compuesto por texto e imagen, separar cada uno y explicarlo. También hay que especificar si tiene más de una versión, y en este caso, cuándo se usa cada una de ellas, por ejemplo el logo principal puede ser de forman horizontal y podemos diseñar una variante para usos en vertical.

Además debe aparecer la versión en positivo y negativo del logotipo, para señalar qué variante de color se usa sobre fondo claro y sobre fondo oscuro.

Tamaño mínimo de reproducción y área de seguridad

Debemos indicar el tamaño mínimo en el que se podrá usar el logotipo sin perder su legibilidad, tanto en imprenta como en su uso en web, banners o emails.

En este apartado, se pueden especificar variaciones permitidas en el logotipo que pueda sufrir al reducir su tamaño, como suprimir algún elemento del mismo, sin que pierda su esencia.

Si vamos utilizar el icono que acompaña a nuestro logo de forma aislada, deberemos definir también sus tamaños.

El área de seguridad se refiere al tamaño de los márgenes o espacio vacío alrededor del logotipo que debe respetarse siempre y no puede ser ocupado por otros elementos gráficos, para asegurar la legibilidad del logotipo.

Usos incorrectos

En este apartado se indica cómo no deben aplicarse los elementos gráficos de la marca. Por ejemplo, deformar el logotipo, cambiarlo de color, añadirle una sombra, aplicarlo sobre un fondo de color que no forma parte de nuestra grama de colores…etc.

Colores corporativos

Tenemos que indicar los colores corporativos. Normalmente utilizaremos de uno a tres principales y otros secundarios para usarlos en ciertas ocasiones.  Conformando una gama de colores armoniosa que definirán nuestra empresa.

Para identificar cada color utilizaremos las referencias tanto para material impreso como para pantalla.

Para imprenta se usan dos referencias:

Pantone. Es el catálogo más usado del mundo y tiene miles de referencias de colores. Gracias a este sistema cualquier impresión que hagamos siempre reflejará el color exacto a la muestra que hemos elegido.

CMYK. Son cuatro cifras que indican la combinación de tres colores (cian, magenta y amarillo) más el negro, cuya mezcla origina el color que queremos.

Debemos buscar una equivalencia del color Pantone en CMYK, porque aunque no serán exactos, lo necesitaremos para imprimir piezas con muchos colores o que contengan fotografías y que requieren más de una tinta.

Para pantalla se usan otras dos referencias:

RGB. Es la combinación de los tres colores primarios (rojo, verde y azul) a partir de cuya mezcla salen todos los demás. Cuando mezclas los tres, se obtiene el negro.

HTML. Es un código hexadecimal formado por 6 dígitos (cifras y letras) detrás de una almohadilla, que sirve para identificar los colores en el mundo web.

A la hora de establecer los colores para representar tu negocio, lo más común es escoger primero el color para imprenta, ya sea en Pantone o CMYK, y después buscar las referencias más parecidas para web.

Pero siempre ten en cuenta que aunque definamos todas las referencias, los colores van a variar un poco, dependiendo de cómo estén calibradas las pantallas. Además en RGB los colores son mucho más vivos que en CMYK para imprenta.

La tipografía

Si, se llama tipografía o tipo de fuente, nada de tipología (que es el estudio de los tipos de algo no concretado). Y ante la duda, mejor decir tipo de letra, antes que inventarnos cualquier otro “palabro”.

Lo más habitual es usar dos tipografías, una principal, que suele ser la elegida para el logotipo y que también se usará en titulares, y otra para el resto de textos. En caso de que alguna de las dos sea poco legible, la usaremos sólo en ocasiones puntuales.

Para plasmar nuestras tipografías en el manual, pondremos todos sus caracteres, las letras en mayúsculas y minúsculas de la A a la Z y los números del 0 al 9.

Fotografía

Si la fotografía es un recurso que vayamos a utilizar de forma frecuente en nuestras comunicaciones también tenemos que concretar el estilo fotográfico que se va a usar, por ejemplo, siempre fotografía en color o en blanco y negro, que exprese ciertos valores, etc. Y poner ejemplos.

También aquí mostraremos ejemplos de usos incorrectos de fotografías.

Tono de voz

Se refiere a la forma en la que vamos a hablar a nuestro público, por ejemplo de tú o de usted, con un estilo fresco o lejano, con toque humorístico o serio. De esta manera los discursos y mensajes siempre seguirán una misma pauta.

Aplicaciones de la marca

En este apartado se indica cómo aplicar el logotipo, las tipografías y el color en las diferentes piezas y formatos publicitarios. Explicando los usos en publicaciones impresas y online.

Es habitual que se pongan ejemplos sobre el diseño a seguir en papelería, es decir, tarjetas de visita, carpetas, sobres, papel de carta, folletos, flyer o las presentaciones en PowerPoint, entre otros.

También los usos en todo el material promocional o de merchandising, como camisetas, bolígrafos, cuadernos. Hay un sinfín de opciones, que nos ayudarán a reforzar nuestra imagen de marca y serán unas u otras según nuestro negocio.

Y por otro lado, en formatos digitales, como en la propia web, el diseño de los e-mailing o la firma del correo corporativo.

Finalmente, si tu negocio necesitará locales para desarrollar su actividad, también deberemos definir el diseño del mismo, el tipo de letreros a usar en la fachada, y los diferentes elementos que encontraremos en el interior.

Como puedes ver, la extensión del Manual Corporativo depende de la naturaleza y las necesidades de tu marca. Puede ser un documento o guía de una sola página, o algo mucho más grande de hasta 100 páginas.

Ejemplos de manual de identidad visual corporativo

Manual de Identidad Visual de Atheen Parfums

Manual de Marca de CACAO 70

Manual de Identidad Visual de Mio Café

Manual de Identidad Corporativa de Alex Bogh

Manual de Identidad de X Store

Manual de Marca de BUSTOP

Ejemplos de manuales de identidad corporativo de marcas famosas

Manual de la Marca Uber                                                  Manual de Identidad de Paypal

Manual de Adobe                                      Manual de Identidad Visual de Microsoft

Finalmente señalar que el objetivo del Manual Corporativo no es otro que recoger los elementos gráficos de tu marca de un solo vistazo y la forma en que se relacionan entre ellos para crear un estilo gráfico consistente.

¿Quieres que un experto diseñe tu manual corporativo en Madrid?

Si necesitas un Manual de Identidad Visual Corporativo, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de llevar tu marca lo más lejos posible.

  • Home /
  • Tutoriales /
  • ¿Cómo hacer un Manual Corporativo y qué elementos incluir?