Guía de usabilidad web y errores más habituales

4190 Views
Diseño web
usabilidad-web

Como todos sabemos, la usabilidad web y la experiencia de usuario son temas cada vez más comunes en el desarrollo web, ya que es imprescindible que el diseño esté siempre orientado y pensado por y para el usuario.

Y es que, es inútil diseñar una web muy atractiva estéticamente o muy impactante si la misma no tiene un funcionamiento claro, rápido y sencillo para el usuario.

La tendencia actual, se orienta hacia la creación y diseño de webs minimalistas, con espacios limpios y una usabilidad intuitiva, práctica y sencilla (es decir, del estilo de las Apps actuales). De esta manera se puede obtener un diseño atractivo y/o impactante y además ofrecer una usabilidad web plena a los usuarios.

Para desarrollar un sitio con una usabilidad web óptima y que la página sea todo un éxito, son necesarios, una serie de pequeños ajustes que pueden representar grandes avances para la misma.

Quizás éste completo y detallado artículo sobre usabilidad web te sea útil para conocer más sobre esos pequeños ajustes y aspectos que debes tener en cuenta para mejorarla en tu sitio.

Pero antes, quiero hablarte sobre el origen y evolución de algunas de las directrices de usabilidad general y usabilidad web más importantes, a lo largo de las dos últimas décadas, ya que por muchos cambios tecnológicos que hayan producido, dada la lógica y flexibilidad de estas directrices, permanecen en el tiempo casi intactas.

Evolución de las directrices de usabilidad web en las dos últimas décadas

Desde hace ya algún tiempo, Norman Nielsen Group en su Blog de noticias y artículos viene realizando publicaciones periódicas con actualizaciones sobre un artículo original que Jakob Nielsen publicó (cofundandor del grupo Norman Nielsen junto a Donald Norman y Gurú de la Usabilidad web a nivel mundial al igual que este último), allá por el 96, y que aún sigue siendo la guía básica de referencia con los errores más comunes en cuanto a usabilidad web en la mayoría de páginas (es decir, lo que no hay que hacer si quieres tener una correcta usabilidad web en tu sitio).

Esto es debido a que las directrices y criterios que analizó en sus estudios del comportamiento de las personas respecto al uso de sistemas informáticos eran bastante generales y las reflexiones tenían una lógica o razonamiento, que trascendía y trasciende más allá de los avances técnicos producidos en los últimos 20 años y los nuevos sistemas digitales de que disponemos.

Y es que, aunque la usabilidad, está íntimamente a la tecnología y el estudio de sistemas y su uso por parte de los usuarios, también está íntimamente relacionado con la psicología.

Han cambiado muchos hábitos, usos y comportamientos en el usuario a lo largo de los años (debido como es lógico a los cambios técnicos y tecnológicos de que disponemos actualmente), pero la base y reglas siguen siendo las mismas o al menos muy similares, ya que su objetivo, es que fuesen flexibles y adaptables a los nuevos tiempos.

De hecho, el propio Jakob Nielsen en un artículo posterior sobre la durabilidad de los criterios y directrices de usabilidad, afirmó que “aproximadamente el 90% de las directrices de usabilidad general formuladas en 1986 seguían siendo válidas en 2005” (fecha de dicha publicación).

marketing de contenidos

Actualmente, aún sigue habiendo un gran número de directrices válidas (en un artículo posterior, Jakob, analizó y concluyó, que “un notable 80% de los hallazgos de los estudios de usabilidad web en la década de 1990, continúan siendo válidos hoy”), aunque como es lógico, muchas de las mismas, tienen una menor relevancia actualmente, ya que tienen que ver con elementos de diseño que rara vez se utilizan ya, o bien ya no son aplicables debido a que se relacionan con tecnologías de interfaz raramente utilizadas o desfasadas (mejores navegadores, ancho de banda, etc.).

En siguientes actualizaciones del artículo sobre los errores más comunes en cuanto a usabilidad web, se ha seguido apuntando a ciertos problemas  que no son precisamente nuevos y que aún hoy siguen siendo inconvenientes para millones de sitios web en cuanto a su usabilidad.

Por supuesto, a Jakob Nielsen no le han faltado los detractores a lo largo de estos años en sus predicciones y directrices.

Como él mismo cuenta, en algunas de sus publicaciones, los críticos que difieren sobre estas directrices, generalmente defienden y alegan la certeza de los hallazgos sobre usabilidad web que llevó a cabo hace 5 años como algo evidente, cuando las rechazaban en ese momento de forma vehemente y tajante.

Por ejemplo:

  • En 1995: los detractores de la usabilidad dijeron que la prueba de usuario podría ser una buena manera de mejorar programas y aplicaciones (soluciones informáticas), pero que no funcionaba para los sitios web.

Posteriormente, muchos de estas personas opinan hoy en día lo contrario, es decir, que los métodos de usabilidad podrían funcionar para sitios web, pero no para aplicaciones y programas informáticos (algo que también es erróneo, ya que es válido y necesario para ambos).

  • En 2000: Muchas personas creían que las guías de usabilidad podrían estar bien para sitios web estáticos, pero que no eran recomendables en páginas que utilizasen excesivamente el Flash (algo descabellado pensándolo ahora, ya que lógicamente, esta tecnología permitió hacer que los sitios fueran más atractivos, emocionantes y dinámicos para el usuario).

Esas mismas personas, posteriormente reconocían que esto tenía sentido, pero que las directrices de usabilidad generales no eran aplicables a la ” Web 2.0 “…

¿A dónde quiero llegar con todo esto? Pues, a resaltar la importancia fundamental de la usabilidad web en una página y demostrar que muchos de los principios y directrices a seguir formuladas por Jakob Nielsen son certeras y válidas todavía.

Por todo ello, a continuación expongo los errores más habituales de usabilidad web y cómo evitarlos hoy en día en tu página, previa explicación de qué es la usabilidad y su importancia para el éxito de un sitio web.

¿Qué es la Usabilidad Web?

Definición de Usabilidad Web

El concepto de usabilidad web hace referencia a lo fácil o difícil que es el uso o utilización de un sitio o página web para el usuario de la misma, es decir, la usabilidad web es la medida de la calidad de la experiencia que tiene el usuario cuando utiliza y/o interactúa con una web producto o sistema.

La usabilidad web se mide mediante el análisis y estudio de la relación que se produce entre las diversas funciones y herramientas de la web, (entendiéndose como tales, el sistema de navegación, las funcionalidades y los contenidos ofrecidos por esta) y el uso que se da por parte de los usuarios, para de este modo determinar la eficiencia en el uso de los diferentes elementos ofrecidos en la página (en sus distintas pantallas) y la efectividad en el cumplimiento de las tareas o aquello que se pueda realizar o llevar a cabo a través de la misma.

Otra definición sobre usabilidad web podría ser la siguiente. Según el académico Yusef Hassan (Universidad de Granada), la usabilidad web es la disciplina que estudia la forma de diseñar webs para que los usuarios puedan interactuar con estas de la forma más fácil, cómoda e intuitiva posible. Para ello, la mejor forma de crear un sitio web usable es realizando un diseño centrado en el usuario, es decir, creado por y para el mismo, en contraposición a lo que es un diseño web centrado en la tecnología o en la creatividad u originalidad.

También existen otras definiciones de usabilidad web, como la propuesta de el profesor Ricardo Baeza-Yates en un artículo del año 2002 en el cual define la disciplina como un concepto que engloba una serie de métricas y técnicas que buscan hacer que un sistema sea fácil y sencillo de utilizar y de aprender su uso. Esta definición es algo más genérica y engloba a cualquier dispositivo o sistema tecnológico que tenga que ser operado por un usuario como son las página web u otros tipos de herramientas digitales como aplicaciones móviles, software informático para empresas, hardware y todo tipo de dispositivos digitales, etc.

Por último, podemos dar una última definición de usabilidad web ofrecida por la norma internacional ISO 9241-11: Guidance on Usability (1998). Según esta norma, la usabilidad web hace referencia al grado en que un producto puede ser usado por usuarios específicos para conseguir metas específicas con efectividad, eficiencia y satisfacción dado un contexto específico de uso.

Significado y origen de la usabilidad:

El término usabilidad proviene del inglés usability (se trata de una displina que nació en EEUU y floreció debido al desarrollo digital y la aparición de las web sites en la década de los 90), cuya traducción sería la siguiente; facilidad y simplicidad de uso de un artículo u objeto. Se utiliza esta traducción debido a que no existe un término en castellano que describa con la misma precisión el concepto al que hace referencia. El término más parecido en castellano sería el utilidad, pero debido a que no engloba la idea de facilidad o simplicidad en el uso por parte de quien lo emplea, se consideró más cómodo el uso de la derivación de la palabra en inglés.

Los 9 Errores más habituales en Usabilidad Web

Ningunas de las cuestiones abordadas en este punto son nuevas o sorprendentes. El desarrollo y diseño web ha tenido un amplio recorrido en estas dos últimas décadas, pero existen ciertos problemas u errores de usabilidad web persistentes en la mayoría de webs.

Y es que, aunque cambien los patrones de diseño y la estética de las webs, las necesidades subyacentes del usuario siguen siendo realmente las mismas. Los usuarios todavía:

  • Necesitan encontrar información de forma rápida (de hecho, esto es algo cada vez más acusado).
  • Necesitan ser capaces de encontrar dicha información de forma sencilla.
  • Necesitan que esta información sea fácil de asimilar y entender.

1. Estructura y Contenido dentro de la web

Algo que cualquier usuario detesta a la hora de buscar información en internet, es no encontrar lo que busca cuando accede a una página web. Esto es debido a que muchos sitios web ofrecen nombres de categoría poco claros y/o faltos de información, ya que no describen de forma adecuada o con precisión el contenido que hay dentro de los mismos.

Esto ocurre a menudo, cuando el administrador del sitio, piensa en la distribución del contenido como a él le gustaría encontrarlo (que no siempre es una mala opción, si se hace con sentido común claro está) y no en cómo buscan realmente los contenidos sus usuarios y personas que estén buscando información concreta.

Es decir, la estructura del sitio no coincide con lo esperado por el usuario en cuanto a cómo debe organizarse la información, por lo que les será más complicado llegar a la misma y por tanto una más que probable salida de la web en busca de información en otras webs en las que el contenido sea más fácil de encontrar y este mejor distribuido.

Normalmente los usuarios tienen un mapa mental del tipo de información que quieren conseguir, la distribución de la misma y su estructura, por lo que cuanto más se ajuste y mejor sea la distribución y organización de los contenidos en la página respecto a las necesidades de información de tu público o tarjet, mayor usabilidad en tu web podrás ofrecerles.

Esto es algo fácil de decir, pero complicado de hacer. Lo normal es buscar una estructura semántica de los contenidos clara e identificable para cualquier persona, o al menos para tu público si abordas temas muy técnicos en la web.usabilidad web

 

Por ejemplo, si la web tiene que ver el sector de la limpieza y cuenta con un Blog para mejorar el posicionamiento, engagement de los usuarios y el tráfico de la misma, lo lógico es que distribuyas los contenidos de forma clara para que estos puedan encontrarla de forma sencilla.

Como puedes comprobar en esta web del sector de limpiezas, existe una relación directa entre los servicios que ofrece la empresa y los contenidos que ofrece en su web, además de una clara categorización de los contenidos en el Blog, para de este modo, favorecer que los usuarios encuentren siempre la información que buscan de forma rápida e intuitiva.

Si no tienes mucha creatividad y/o no andas muy inspirado en cuanto la distribución de la web en este aspecto, puedes fijarte en cómo lo ha hecho tu competencia e intentar mejorarlo de alguna manera para potenciar la usabilidad de la web, como menús desplegables, categorización sencilla y simple, distribución de todos los contenidos sobre una cierta temática concreta en su respectiva categoría, etc.usabilidad web

En este caso, el blog de la competencia, no está claramente distribuido en categorías, pero cuenta con un buscador para hacer más sencilla la búsqueda de información al usuario.

La primera opción es más cómoda y sencilla para el usuarios, ya que el buscador interno de la web en muchos casos tampoco llega a ser realmente funcional si el blog tiene una gran cantidad de contenidos similares.usabilidad web

Otra opción, que además es bastante aconsejable, es dejarse asesorar por los propios usuarios, pidiendo opinión a amigos, conocidos, compañeros, familia, etc., mediante encuestas y valoraciones de la web.

No hay mejor manera de mejorar la usabilidad de una web, que involucrar en su proceso de creación de estructura y distribución del contenido, a los usuarios, y quien mejor para hacer de cobaya en tus experimentos de usabilidad que las personas de tu entorno.

También puedes utilizar pruebas de usabilidad de arquitectura de la información, como por ejemplo:

Clasificación Tarjeta (Card Sorting)

Se lleva a cabo antes de crear la estructura de la web, para que puedas entender cómo los usuarios organizarían de forman natural el sitio web, es decir, como a ellos les gustaría o creen que debería distribuirse.

La eficacia de la tarjeta de clasificación está en la simplicidad de su uso como método de comprobación de la usabilidad web.

Es tan sencillo, como escribir los diferentes elementos o contenidos de la web (servicios o  productos) en tarjetas o notas (post-it), y se comprueba con diferentes usuarios, como distribuirían los mismos de la forma más lógica para ellos, o como esperarían encontrarlos de forma que tenga sentido para ellos, para posteriormente comparar las distintas opiniones y resultados y tomar los coincidentes para construir la estructura de los contenidos en la web.usabilidad web

También se puede llevar a cabo mediante herramientas de pruebas de usabilidad como OptimalSort, que puede analizar los datos de forma rápida y sencilla por ti.

Realización de pruebas árbol

Se trata de una evolución del Cart sorting pero para un árbol de contenido. Antes de armar un sitio web, es necesario probar con usuarios, si la página tiene una estructura eficaz y entendible para los usuarios. Por ello, los usuarios deberán realizar la selección de card sorting y la inclusión de las opciones, jerarquía y orden elegidos en un mismo o diferentes diagramas de árbol, según considere y los criterios que se establezcan en dicha prueba.

Las Pruebas Árbol también se pueden llevar a cabo después de la creación de la estructuración de los contenidos de la web, como una manera de validar su éxito o señalar su margen de mejora. Es decir, los test de árbol, te permiten probar la arquitectura de la información de tu web, también, después de su diseño. Con este tipo de prueba, se puede examinar el etiquetado y la jerarquía del contenido.

Se trata de uno de los pasos más importantes al principio del proceso de diseño de una web, ya que involucra a los diferentes participantes en la creación del proyecto, puesto que requiere encontrar diferente información y ponerla en común, para poder llevar a cabo un mapa teórico del sitio sobre el que se puedan trabajar los aspectos de mejora de la web en cuanto a usabilidad de forma clara para todos las personas involucradas en el proyecto (incluido el cliente si fuese el caso de un proyecto externo).usabilidad web

Focus group

Se trata de un test de usabilidad, que consiste en una reunión informal de entre 6 a 10 profesionales y/o expertos (6 es más que suficiente), dirigidos por un moderador, generalmente el director o responsable del proyecto, con el objeto de obtener opiniones, sensaciones, actitudes e ideas de los componentes del equipo que lleven a cabo el proyecto de página web. Su objetivo es probar la usabilidad del diseño, identificar y rectificar sus problemas después de la creación de página.usabilidad web

También existen otras pruebas y test de usabilidad que puedes llevar a cabo de forma fácil, como comprobar aspectos de la web como, por ejemplo:

  1. ¿El sitio web cuenta con algún eslogan? Y en tal caso, ¿dicho eslogan que sugiere a los usuarios? Para ello, puedes preguntar a algún familiar o amigo, que le sugiere el eslogan y si coincide con lo que tratas de transmitir en tu sitio web.
  2. ¿Los contenidos de la página principal están ordenados y dispuestos según los objetivos estratégicos previstos y marcados por la empresa en el entorno online?
  3. ¿Son el título de página principal y de páginas interiores largo o corto? ¿Es conciso y descriptivo o enrevesado y falto de información?
  4. ¿Tu sitio web cuenta con cajas o cajas de búsqueda para que los usuarios encuentren la información fácilmente? ¿Se ofrece texto escrito a modo de ejemplo en las cajas de búsqueda de la página principal? ¿Qué longitud de texto permite buscar a los usuarios? ¿Si el buscador no encuentra la palabra introducida, se le ofrecen al usuario consejos, ayudas o estrategias relacionadas para facilitar su búsqueda?
  5. ¿El usuario sabe en todo momento la sección de la web dónde está de forma clara y concisa?
  6. ¿Los usuarios pueden encontrar de forma fácil los enlaces y/o cajas de login y registro? Por lo general, lo lógico es situarlas en la parte superior, de formaclaramente visible para los usuarios.
  7. ¿Se utilizan tablas en HTML para maquetar o diseñar la estructura de la página?
  8. ¿Se indican los campos obligatorios u opcionales de los formularios de forma que el usuario entienda su obligatoriedad u opcionalidad en cada caso?
  9. ¿El diseño y estructura de la interfaz y de los menús, sigue la misma consistencia en todas las secciones de la página?
  10. ¿Actualizas frecuentemente el contenido del sitio web?
  11. Si dispones de un blog para ayudar al posicionamiento orgánico del sitio, ¿ofreces entradas y/o pequeños resúmenes de los contenidos del mismo sin tener que acceder a cada post? Es decir, ¿utilizas con regularidad las listas de HTML (etiqueta LI) en los textos y contenidos de la web para sintetizar o resumir ideas?
  12. ¿Utilizas la etiqueta bold o negrita para marcar las palabras clave e información relevante para los usuarios en los textos de la web? Es una buena opción para indicar a los usuarios aquella información más relevante para su búsqueda, pero no es aconsejable abusar de este formato de fuente como método de mejora de la usabilidad web de los contenidos y estructura del sitio.
  13. En los contenidos del sitio web, ¿usas las etiquetas H1, H2 y H3 de forma jerárquica y secuencial en cuanto a su relevancia respecto a la información que tratas de transmitir a los usuarios?
  14. ¿Las opciones de los menús se muestra en orden de mayor a menor frecuencia de uso?
  15. ¿Utilizas frases atractivas o llamativas (metáforas, ironías o dobles sentidos) en los titulares y contenidos de la web? Y en tal caso, ¿Son efectivas y claras o generan confusión en los usuarios?
  16. ¿Se muestran imágenes de portada o algún icono que muestra de forma clara el contenido, objetivo o función de la sección respecto al resto de páginas del mismo tipo en la web?
  17. ¿Al utilizar abreviaturas o acrónimos en los textos y contenidos de la web, muestras el significado de los mismos para favorecer la comprensión por parte de los usuarios que los desconozcan de los distintos términos?
  18. ¿Usas el mismo tratamiento para el usuario en todas las secciones de la web? Es decir, si el tratamiento es de “tu” o de “usted”. Por ejemplo, en la página de contacto, puedes estar hablando de usted, y en la landing de registro, de tú.
  19. ¿Moderas los comentarios o contenidos aportados por los usuarios de la web?

2. Etiquetas, Categorías y Enlaces en la web

Este punto, está muy interrelacionado con el anterior, ya que cuando los usuarios buscan contenidos e información en una web, y no pueden distinguir entre categorías o enlaces de navegación interna similares, se produce una situación de confusión para éstos, ya que no saben cuál es el camino que deben elegir para encontrar dicha información.

Como he indicado en el punto anterior, la estructura debe estar bien definida y ser clara para los usuarios.

Para ello, es imprescindible que los nombres de categorías y enlaces de navegación tengan sentido por sí mismos y que sean fácilmente identificables en cuanto a temática por parte de los usuarios, pero también se deben mantener en conjunción con otras opciones del sitio, ya que:

  • Si varias secciones o páginas podrían abordar una misma necesidad de información específica o una temática de contenidos concreta, los usuarios esperan encontrar dicha información, por lo que si tenemos distintos enlaces de navegación interna enlazando a una misma categoría que otra pestaña de la web, se puede generar confusión en el usuario (ya que verá la información mezclada y no sabrá bien si es el lugar idóneo donde encontrar la misma) y además, este es un aspecto bastante negativo para el SEO del sitio web.
  • La información puede acabar dispersa alrededor del sitio, con poca o ninguna conexión entre sí, haciendo que los usuarios acaben en áreas completamente distintas del sitio y la consecuente impresión negativa que esto les generará. Además, supone un inconveniente claro para la gestión del contenido en la web, puesto que la información de una sección puede diferir o contradecir la ofrecida en otras áreas e incluso acabar duplicada (thin content).
  • Los usuarios pueden pensar que no existe ninguna razón para encontrar información relacionada complementaria en la web si no existen enlaces en la misma que vayan a otros apartados, secciones y/o contenidos de forma clara.

Para mejorar esta serie de aspectos, se puede:

  • Agregar enlaces internos relacionados entre páginas que ofrezcan información interrelacionada.
  • Considerar, por qué la información está dispersa por toda la web e intentar consolidarla según corresponda y elegir el mejor lugar para ello. Se debe abordar cada tema de forma independiente en un lugar habilitado para tal fin en la web, realizando las subdivisiones y categorías necesarias dentro de la misma, pero sin sobrecargarla (buscar que sea lo más concisa posible en cuanto a la arquitectura de los contenidos en la misma).

De esta forma, para evitar duplicidades y/o situaciones contradictorias, otras secciones de la web pueden referirse a la ubicación principal para ese tipo de contenido o temática acerca de ese tema, en lugar de replicar la información en sí misma.

De esta forma, los usuarios no tendrán que explorar cada sección de la web o tener que realizar suposiciones para acertar y encontrar lo que buscan en ese momento.

También es importante marcar claramente las etiquetas y la jerarquía de las diferentes subsecciones para favorecer la fácil identificación de la estructura web por parte de los usuarios y revisar enlaces rotos, tanto salientes como internos (para su posterior redirección, evitando de esta forma que los usuarios salgan de la web, por no encontrar lo que necesitaban).usabilidad web

 

usabilidad web

Existen dos posibles causas para la superposición o competencia interna de nombres de categoría que se deben tener en cuenta:

  • Mal etiquetado: Los enlaces conducen a un contenido que no es el que se busca, y es por tanto diferente a la categoría en cuestión, pero está etiquetado en el mismo por alguna razón. Para solucionar este aspecto, lo más importante es cambiar el anchor text del enlace de navegación para diferenciarlos entre sí (aunque esto, conllevará redirecciones 301).
  • Contenido mal distribuido: si los enlaces de navegación, tienen como destino páginas distintas con información muy interrelacionada entre sí, lo mejor es reorganizar el contenido de manera que quede consolidado dentro de una misma categoría y con etiquetas dependientes de esta, ya que de nada serviría en este caso cambiar el anchor text.

En este caso, también se pueden evitar esta serie de aspectos así como otros muchos relacionados con la usabilidad web y los enlaces, por medio de los distintos test o pruebas de comprobación de la distribución de contenidos en cuanto a usabilidad web citadas
previamente (clasificación tarjeta, prueba de árbol, etc.).

  1. ¿Sigue el menú de navegación de la web una misma jerarquía o al menos una jerarquía similar que los departamentos de la empresa o negocio? Si es así, ésta, ¿es fácilmente identificable por los usuarios, y está bien definida?
  2. Si el logotipo de la web enlaza con la página principal en todas las secciones.
  3. Tu web utiliza Flash para mostrar el menú, pestañas o secciones principales de la misma.
  4. ¿Has personalizado la landing page de error 404 en tu web?
  5. ¿Existen enlaces rotos en la página principal?
  6. ¿Se utilizan enlaces que complementen la información ofrecida al usuario en la página principal del tipo “ver más aquí”, “haz click”, etc.?
  7. En la página de portada, ¿utilizas encabezamientos H1, H2 y H3 (etiquetas de título) o utilizas más subniveles? Cuantos menos niveles de etiquetas utilices mejor para el usuario (ya que significará que has conseguido organizar toda la información relativa al sitio web en una estructura simple y clara) y para el posicionamiento SEO.
  8. Comprobar si los enlaces externos de tu web, se abren en nuevas ventanas o pestañas y no en la que se encuentra el propio usuario, evitando de esta forma que salga de la web, algo incómodo para el visitante y malo para la tasa de rebote de tu página.
  9. ¿Los contenidos de la página principal (post y noticias) se enlazan directamente al contenido concreto o a la sección general?
  10. Comprobar si los enlaces de la web, cambian de color cuando el usuario ya ha accedido a los mismos previamente.
  11. ¿La página principal y otras secciones de la web como por ejemplo, “la prestación de servicios” muestra algún enlace directo a la página de contacto?usabilidad web
  12. ¿Se señala de forma clara la opción o menú seleccionado en cada momento del resto de secciones?
  13. ¿Se utiliza el “interlineado” o Line-Height en los post del blog?

3. Número de Clics y Enlaces para lograr la conversión

Incluso cuando los usuarios pueden determinar de forma sencilla y clara la ubicación correcta de los contenidos en el sitio web para cubrir sus necesidades de información, aún no habrá acabado el trabajo de usabilidad web en el mismo, puesto que aún pueden ser obstaculizados por diversas trabas, como páginas intermedias y enlaces re-direccionando a otros apartados previos a la misma.

Para ello, es vital la determinación del número de clics necesarios para que los usuarios lleguen a los diferentes contenidos o categorías sobre las que quieren recabar información o llevar a cabo algún tipo de conversión que tengamos previamente planeada (para ello se debe planificar un funnel de ventas efectivo).

No existe un número concreto de clic mínimos ni máximos, ya que cada web es un mundo y los objetivos que persigue son muy distintos. Lo que está claro, es que es mejor la calidad de los clics (que permitan al usuario ir acercándose a lo que busca) que la cantidad de éstos, y que a menor cantidad de clics, mayor usabilidad para el visitante.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que los clics innecesarios y o repetitivos que obligan a los usuarios a seleccionar lo que quieren una y otra vez, son completamente nocivos para usabilidad de la web (generan frustración e impaciencia en el usuario).

También hay que tener en cuenta, que si creas nuevas páginas del sitio web de forma aislada (landing page) y éstas no tienen en consideración la ruta al contenido que han creado, deben ser revisadas, para comprobar cómo llegará el usuario a éstas y ver si fuera posible una ruta más directa.

4. Información poco clara u oculta

La gente quiere saber sobre precios, descripciones detalladas de productos y servicios, cuantía de cuotas de suscripción, comparativas de tarifas y precios, cargos adicionales, formas de envío y de pago, etc., antes o al principio de un proceso de compra o información.

Se debe evitar que el usuario tenga que llevar a cabo interacciones o procesos complejos en la web sin haber recibido toda la información posible de forma previa a su interacción.

Los usuarios deben ser capaces de encontrar información antes de tener que comprometerse a realizar un proceso complejo como es una compra online, el registro o suscripción a la web, etc.

5. Errores de encadenamiento en Páginas Principales y páginas secundarias.

Se trata de errores de encadenamiento de usuarios en microsites complementarios de una web principal.

En los sitios web que cuentan con sitios secundarios para secciones o contenidos específicos, se debe tener especial cuidado con la redirección de los usuarios entre una y otra web a fin de no interrumpir su navegación deben ser cautelosos acerca de la interrupción de usuarios en esos sitios evitando los enlaces rotos, que dichas páginas se caigan, un diseño y estructura lo más similar posible,…

La idea, es que los usuarios puedan retornar de forma simple al sitio principal u de origen y que no se interrumpa su navegación entre una web y otra en ningún momento.

Por ello, es imprescindible que al crear una web de este tipo, te asegures de que los usuarios puedan navegar de forma sencilla entre los distintos sitios según sea necesario en cada momento.

Por ejemplo, el ayuntamiento de Madrid dispone de varios sitios web, entre los que podemos destacar, su sitio principal (http://www.madrid.es/portal/site/munimadrid) y su sede para realización de trámites con este organismo por parte de los ciudadanos (https://sede.madrid.es/portal/site/tramites).usabilidad web

 

usabilidad web

Si te fijas bien, ambas parecen muy similares, ya que utilizan diseños, estructuras, colores, y logos completamente iguales lo que ayuda al usuario a sentirse todavía dentro del sitio principal.

Además para evitar que los usuarios se pierdan o se sientan en una web distinta, la página secundaria (sede gestiones y trámites), es una de las pestañas del sitio web principal del ayuntamiento, por lo que pueden volver de forma sencilla al mismo como si no hubiesen salido del mismo.

6. Malos resultados de búsqueda interna en la web

Una página web con una buena usabilidad debe apoyar siempre a los usuarios proporcionándoles resultados de búsqueda sólidos a través de su caja de búsqueda interna del sitio.

El problema, deriva en que, se trata de un aspecto muy abandonado en la mayoría de webs, ya que sigue habiendo una gran falta de precisión en los resultados ofrecidos a los usuarios, por diversos motivos, como por ejemplo:

  • Algunos sitios devuelven resultados que no coinciden con las consultas de los usuarios.
  • Otros buscan sólo parte del contenido del sitio, pero no lo revelan claramente al usuario.
  • Los resultados que están mal nombrados o acompañados por resúmenes inútiles dejan a la gente adivinar el contenido detrás del enlace.
  • Los anuncios intercalados con resultados de búsqueda de sitio sorprenden a los usuarios y los alejan del sitio.

usabilidad web

El abandono de este aspecto en cuanto a usabilidad web en la mayoría de páginas, es debido, a que muchas webs no cuentan con el suficiente tráfico y tamaño como para compense o sea realmente rentable desarrollar un buen sistema de búsqueda interno.

Además, los usuarios utilizan esta opción generalmente cómo último recurso cuando no encuentran lo que buscan exactamente pero tienen claro que es lo que tratan de encontrar, o bien cuando realizan búsquedas genéricas de contenido de una temática concreta para obtener información diferente sobre dicho tema, por lo que no se le suele dar mucha importancia, si la opción no es de uso común para el sitio en cuestión.

Para mejorar este aspecto en tu web, será necesario el etiquetado de contenidos, la configuración de la herramienta de búsqueda dentro del sitio web (elección de la herramienta con las mejores herramientas) y la revisión regular de los registros de búsqueda con el fin de obtener más información sobre el comportamiento de búsqueda de los usuarios y ver aquellos puntos de mejora del motor de búsqueda de la web.

De esta forma, la web ofrecerá los resultados más apropiados para las consultas específicas de los usuarios.

7. Filtros y facetas defectuosos

Las Facetas de experiencia de usuario y los filtros de información, generalmente mejoran la experiencia del usuario, ya que permiten a los usuarios restringir su búsqueda de información sobre un producto, servicio o contenido concreto que necesite, además de facilitar su navegabilidad en la misma.

Tanto las facetas como los filtros, definen el espacio de búsqueda para los usuarios y les aportan distintos criterios para ayudarles en diferentes contextos dentro de la web.

Esto es muy útil por ejemplo:

  • Para los empleados de una empresa que buscan informes en el sitio web, ya que pueden beneficiarse del estrechamiento por nombre del documento, categoría, fecha, tipo de documento,
  • Una tienda online puede permitir a los usuarios elegir distintas tallas y tamaños, colores, modelos, tipo de servicio, etc. de los productos y servicios que ofrezcan.

Pero no por agregar facetas y filtros a la web, vas a garantizar una mejor usabilidad, ya que requerirán de su comprobación y su efectividad. Y es que, este tipo de herramientas necesitan de uso por parte de los usuarios reales para su mejora y optimización, puesto que van a cubrir necesidades reales de éstos.

Además requieren de su comprobación, puesto que un error bastante común en muchas web en este sentido, tiene que ver con la creación de facetas y filtros defectuosos ya que dichos criterios y características pueden no aplicarse a todos los tipos de contenido de la web.

Por ello, ten cuidado al limitar las selecciones de los usuarios dependiendo del enfoque y tipo de contenido e intentar complementar y especificar al máximo las distintas opciones de filtro y las facetas en la web.

Revisión de las Facetas

Los acercamientos simultáneos llevados  a cabo por los usuarios son denominados Facetas de la Experiencia del Usuario (Peter Morville) y están íntimamente ligados a la usabilidad web (es un aspecto fundamental, pero debe ser complementada por las facetas), por lo que deben ser revisadas, algo que en muchos casos se pasa por alto, y tiene una gran repercusión en la web. Se deben comprobar los siguientes valores percibidos por el usuario en la web:

  • Utilidad: ¿los productos, servicios e información de la web son útiles para los usuarios? ¿cómo puedes hacer que éstos tengan más utilidad para los usuarios?
  • Usabilidad: corresponde a la facilidad de uso o Usabilidad sigue siendo un aspecto fundamental, necesario pero no suficiente, por lo que se debe complementar con las demás facetas.
  • Atractivo: Actualmente, existen miles de páginas, por lo que ya no basta sólo con que sea eficiente y práctica, sino que además debe atraer a los usuarios en cuanto a diseño y estética (imágenes, sonidos, animaciones…).
  • Accesibilidad: Cada vez es más importante la RSC en todos los negocios, por lo que una forma de potenciar la misma y además aportar diferenciación y un valor añadido a los usuarios, es mejorar la accesibilidad al sitio de las personas con discapacidad (que actualmente, supone más de 10% de la población, ahí es nada…).

De hecho, tanto es así, que los portales y sitios web de las administraciones públicas tienen como requisito normativo, su accesibilidad para personas con discapacidad.

  • Credibilidad: Se trata de uno de los factores más importantes a tener en cuenta para mejorar los resultados de tu web. Es por ello, que se deben revisar todos los elementos de diseño que afectan a la confianza de los usuarios, para mejorar su usabilidad y experiencia de usuario.
  • Encontrable: Los sitios web deben ser fácilmente navegables y permitir a los usuarios que encuentren lo que necesitan de una manera sencilla y práctica.
  • Valor añadido: el sitio web, debe ofrecer valor añadido a sus usuarios, ya que de lo contrario, en muchos carecerá de utilidad para éstos.

Revisar los Filtros de Información

Los filtros de información son programas, plugin o herramientas web diseñadas para controlar qué contenido se permite mostrar y cuál no, además de determinar cómo se permite su muestra. Esta es una opción muy práctica a la hora de buscar información dentro de la web y que de esta forma accedan de forma sencilla a la misma, omitiendo todo aquello que pueda no resultar útil.

El contenido debe estar etiquetado de manera correcta y fiable para producir resultados relevantes, ya que si los usuarios realizan un filtro concreto, y en los resultados que le aparecen, ninguno incluye o pocos incluyen los que busca, tendrá una mala experiencia en dicha búsqueda y por tanto la usabilidad web del sitio será percibida por el mismo, como mala.

8. Mala organización de la información y los contenidos de la web

La información mal organizada siempre es un sinónimo de error en la usabilidad web de un sitio, ya que frustra a los usuarios ya que en algunos casos se ven saturados con el volumen de información y su mala gestión y organización. Por ello, es recomendable:

  • Los muros de texto demasiado sobre cargados, al final más que complementar la información, dificultan la búsqueda de la misma con interés para los usuarios. Recuerda, que los usuarios cuando buscan información, suelen hacer barridos visuales de la misma en busca de lo que en realidad necesitan. Y es que en muchos casos, escanean el contenido y no leen línea por línea, por lo que cuanto más se destaque el contenido relevante y más fácil sea para este encontrarlo, mejor usabilidad web ofrecerás.
  • Las secciones, pestañas y páginas sobrecargadas de información y contenido generalmente saturan al usuario, ya que están llenas de elementos que compiten por la atención de éstos.

Para mejor organización de la información, utiliza frases y párrafos cortos, citas, listas con viñetas, encabezados sugerentes y concisos, palabras clave en negrita, infografías, encabezados con las etiquetas H1, H2 Y H3, etc.usabilidad web

También ocurren desajustes del contenido que deben ser corregidos para poder ofrecer una correcta usabilidad web al usuario.usabilidad web

9. Enlaces poco visibles y ocultos

Se trata de un error persistente en muchísimas web. Los usuarios a menudo pasan por alto todo aquel contenido que se asemeje a cualquier tipo de publicidad o que está ubicado en lugares propios de la publicidad (banner laterales, superiores…) o comúnmente utilizados para la colocación de anuncios.

Se trata de un error que conlleva que el usuario no encuentre la información de forma fácil, lo que se agrava aún más cuando el contenido se muestra junto con anuncios reales.

Muchos web masters creen que añadir más elementos de diseño, como un borde, color de fondo o un gráfico a un enlace hará que se destaque el mismo, pero suele ocurrir, que el resultado suele ser justo el contrario. Y es que, cuanto más creativo y elaborado sea el diseño de un enlace o sección de la web, más usuarios pueden confundirlo o pensar con un anuncio o publicidad.

Magnífico ejemplo de mala usabilidad web, con algo de humor

Seguro que este ejemplo de mala usabilidad web televisada y en directo, te saca una sonora carcajada o al menos un esbozo de sonrisa. Cuando lo vi, me pareció tan bueno que no podía dejar escapar la ocasión de plasmarlo de alguna manera en alguno de mis contenidos y he aquí el fruto de ello. Disfrútalo, por que no tiene pérdida el cúmulo de despropósitos, y todo debido a un mal diseño y errores graves de usabilidad…

Aquí indicó 2 fallos de usabilidad web muy claros que me figuro, no se te habrán escapado.

  • Diseño Responsive mal optimizado
  • Formulario Web lleno de datos que podrían considerarse innecesarios y con problemas de registro e información para el usuario.

“Qué importante es tener un buen diseño web y crear bien los formularios en la página para no quedarse con el culo al aire en un momento dado”

Otras pruebas y test de usabilidad web

Aquí dejo algunos consejos y pruebas de usabilidad web para evitar otros errores típicos.

  • Comprobar si en algún momento se activa en la web algún sonido sin que el usuario lo autorice.
  • Comprobar si se activan animaciones en carrusel de imágenes o elementos similares en la web sin que el usuario los active previamente.
  • Comprobar si los CAPTCHAs de la web son fáciles de leer y o visualizarse.
  • Comprobar si se utilizan indicadores gráficos o textuales de progreso en los procesos importantes de la página (registro, suscripción, compra de un producto, etc.) y optimizarlos. En caso de que no existan estos indicadores, se han de incluir en la web para la mejora de su usabilidad.
  • Comprobar si se desactiva en algún momento en la página el botón “Retroceder o Atrás” del navegador en la web.
  • Comprobar si se ofrece un buen servicio al cliente. Es decir, comprobar si se contestan sus dudas a través del correo o en comentarios en la web, si recibe un buen trato, realización de encuestas de satisfacción, etc.
  • Comprobar si se informa al usuario del valor de realizar las acciones que se le proponen en la web. Por ejemplo, si se trata de una tienda online, informar de que si se compra el envío es gratuito o muy económico; en el registro de la página, informar sobre las ventajas de ser un usuario registrado…
  • Comprobar si la web cuenta con el icono “favicon.ico” para marcar la web en la barra de direcciones. Esto facilita la navegación del usuario, ya que le permite identificar el sitio de otros con un vistazo rápido, en caso de tener muchas pestañas abiertas en el navegador, además de potenciar la imagen de marca. Parece algo básico, pero aún quedan miles de webs sin el mismo.usabilidad webusabilidad web

Algunas pruebas y test de usabilidad web para mejorar los formularios

  • Comprobar si se incluye algún botón de “Empezar”-“Reset” –“Cancel” en los formularios de la página que eliminen todos los datos introducidos por el usuario o que permitan su reinscripción.
  • Comprobar si los formularios funcionan correctamente cuando se va “Atrás” y “Adelante” en el navegador.
  • Comprobar si se muestran los errores cerca de los campos concretos en los que se cometan, para que de esta forma el usuario cuando completa el registro del formulario pueda ver en qué ha fallado de forma clara.usabilidad web
  • Comprobar que las formas de contacto ofrecidas a los usuarios funcionan correctamente y si fuera necesario, añadir algún tipo más (Formulario de contacto, email corporativo, whastapp corporativo, teléfono fijo, call me back…).
  • Comprobar los datos que se solicitan a través de los formularios y eliminar todas aquellas opciones innecesarias. En el caso de pedir datos que el usuario pueda considerar como innecesarios (como por ejemplo su DNI, su domicilio, su móvil, etc.), tendrás que explicar por se solicitan.
  • Comprobar opciones de diseño del formulario como por ejemplo, si se están marcando de distinto color de fondo o borde los campos de formulario en los que se encuentra rellanando en cada momento el usuario.
  • Comprobar si se ofrecen ejemplos claros a los usuarios para dar solución a los errores que hayan podido cometer en el registro o relleno de los formularios. Por ejemplo: “Error en el correo electrónico facilitado. Por favor, escriba la dirección del correo electrónico con éste formato: “email@clientedecorreoeletrónico.com”

Si aún te has quedado con ganas de más, aquí tienes algunos consejos sobre usabilidad web muy prácticos:

¿Por qué se producen estos errores de usabilidad web?

Está meridianamente claro, que nadie diseña una web mal a propósito. Sin embargo, existen errores de usabilidad web que siguen persistiendo y que son bastante conocidos desde hace años.

Pero,  ¿por qué persisten y no se solucionan? Para dar respuesta a esta pregunta, probablemente habría que escribir un libro entero, pero por regla general, las causas más representativas, son las siguientes:

  • Las políticas y/o estructura organizativa de las empresas, pueden generar problemas con la jerarquía de la información en el sitio.
  • Cuando diferentes departamentos, empresas o personas se encargan de la creación de contenidos en la web, sin conocimiento o información del trabajo llevado a cabo por los otros redactores y no se sigue una estrategia de contenido común y global, se incurre en problemas de usabilidad web del contenido.
  • Los problemas de usabilidad web relacionados con los resultados de búsqueda deficientes, pueden deberse a sistemas de gestión de contenido (CMS) deficientes, etiquetado defectuoso o ausente del contenido, o una herramienta de búsqueda ineficiente (caja de búsqueda), entre otras causas.

Para determinar el nivel de usabilidad web de tu página y mejorar la misma, deberás prestar especial atención a los resultados de la investigación realizada mediante las distintas pruebas y test.

Ten en cuenta, que la perfección no existe y menos en una página web, ya que siempre habrá algo que arreglar o mejorar (un campo de formulario que no funciona correctamente, contenido optimizado para el usuario y el posicionamiento orgánico,…).

Además, la usabilidad está en continua evolución puesto que los usuarios van cambiando o modificando sus preferencias de diseño, por lo que es necesario mantener perfectamente actualizada la web, con los cambios que se vayan produciendo.

Para ello, es apropiado determinar que preferencias de diseño existen actualmente, para que cada 4 o 5 años, esas antiguas preferencias puedan evitar que cometas los mismos errores otra vez.

Como puedes comprobar, muchos de estos errores pueden identificarse de forma sencilla, mediante la investigación de los usuarios y los distintos test y pruebas de usabilidad web descritos.

Espero que esta Guía sobre los 9 Errores de Usabilidad Web más habituales, te sea de utilidad para mejorar la misma en tu sitio web.

En Neoattack somos expertos en SEO y usabilidad web, por lo que si estás buscando servicios de calidad, económicos y de confianza para optimizar y mejorar tu página, ponte en contacto con nosotros. Te asesoraremos sin ningún tipo de compromiso para ayudarte con tu proyecto.

Imagen de portada de “UX – Usabilidad web” de Shutterstock